Elude lo de Pío y se va sobre Loret

Ciudad de México /

Si no mintiera y calumniara tanto y de ser cierta su preocupación, el presidente López Obrador, en vez de ofrecer seguridad a periodistas que detesta, debiera dejar de denostarlos.

“Tenemos que cuidar a todos los periodistas. Que esté bien protegido Loret, que esté bien protegido Ciro, que esté bien protegido Joaquín, Carmen Aristegui, todos”, dijo, luego de difamar a mi tocayo como uno “de los periodistas más corruptos”.

El día anterior Carlos Loret de Mola tuvo que soportar ocho horas de careo con uno de los hermanos incómodos de AMLO, el impío Pío López Obrador (otro es Martín, exhibido también por Loret acarreando dinero sucio), quien tuvo la desvergüenza de exigir al reportero pagarle 200 millones de pesos (y otro tanto a Latinus) como “reparación del daño moral” que, cachetonamente, dice le causó dando a conocer que recibía fajos de billetes de procedencia turbia para el financiamiento de la causa cuatrotera.

Dado a exhibir datos personales que protege la ley, aventuró que Loret gana lo que le parece mucho, y que es propietario de inmuebles fabulosos.

¿Y?

(Nada lo contiene para injuriar a periodistas ni despotricar inclusive contra Ciro Gómez Leyva y de manera más artera desde que quisieron asesinarlo, sobre lo cual AMLO dijo la barbaridad de que pudo ser “un autoatentado”)

También arremetió contra Enrique y León Krauze, Héctor Aguilar Camín, Jorge Castañeda, Dolia Estévez y Jorge Ramos.

“Son muy perversos los conservadores, no todos, pero hay gente mala de Malolandia”, dijo antes de aludir, me pareció, a los ataques por teléfono que recibe Xóchitl Gálvez:

“Ayer que vi lo de esta señora me preocupó. Imagínense, le pasa algo, de inmediato nos culpan a nosotros, y para culparnos podrían hacer una cosa así…”.

Fue cuando sacó lo de la seguridad para los periodistas que suele bulear.

Ingrato, afirmó ufano que no ha vuelto a ver a Pío desde hace seis o nueve años.

–Presidente, ¿nos regala un comentario sobre lo de Loret y su hermano? –le preguntaron.

“Ya no me meto en eso. Si le puedo hacer alguna recomendación a mi hermano y a cualquiera, es que no sirven de nada las denuncias porque no se puede denunciar a un mafioso que está protegido por un Poder Judicial mafioso, porque forman parte de la misma mafia…”.

Pésimo. Lo que debió sugerirle fue que no le llevara dinero mal habido.

Y se pitorreo:

“¡Ah, sí, sí, sí, qué barbaridad! Es un paladín de la libertad Loret de Mola”.

Pero le dio permiso a su candidata:

“Ayer vi que Claudia fue entrevistada por Ciro, por López-Dóriga. Por Loret no fue, ¿verdad?, pero puede ir también…”.

Debiendo agradecérselo, no digiere ni reconoce que algunos de los más ilustrativos casos de prácticas mafiosas y corrupción en su entorno político, gubernamental y familiar se deben a las revelaciones periodísticas de Loret quien, después del encuentro con el iluso y abusivo Pío, ironizó:

Sí, Chucha: le dará los 200 millones de pesos con que sueña… pero “en sobres amarillos”.


cmarin@milenio.com

@CarlosMarin_soy


  • Carlos Marín
  • cmarin@milenio.com
  • Periodista con 55 años de trayectoria, autor del libro Manual de periodismo, escribe de lunes a viernes su columna "El asalto a la razón" y conduce el programa del mismo nombre en Milenio Televisión.
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.