Duda razonable

Desaparecidos: ¿por dónde empezar?

Carlos Puig

Desde hace más de 10 años, cuando las personas desaparecidas se acumulaban por miles sin que la autoridad hiciera nada, o muy poco, para buscarlos y menos aún para encontrar a los responsables de dichas desapariciones, los gobiernos federales y estatales han anunciado y nunca concretado políticas públicas para comenzar a actuar respecto a esta tragedia. Nada ha sucedido.

La Comisión Nacional de Búsqueda, los colectivos que buscan a sus familiares, con el apoyo del subsecretario de gobernación, Alejandro Encinas, tienen una propuesta concreta para atacar, por lo pronto, la crisis forense y que podría ayudar con las crisis de impunidad y justicia.

Dice Karla Quintana, Comisionada Nacional de Búsqueda: “Hoy en día las familias van de un lugar, de un Servicio Médico Forense a otro, de un estado a otro buscando tatuajes, señas particulares, ropa... Si tuviéramos esta base de datos nacional de señas particulares, de características dentales, etcétera, pues podríamos más rápido ubicar e identificar a una persona, que podría ser verificado también por genética. Hay experiencias en los Balcanes, en Guatemala, en Sri Lanka, el asunto es hacerlo”.

Quintana y muchos otros están convencidos, con evidencia, de la necesidad de crear una institución nacional forense que concentre todos los datos posibles.

“Yo insisto que es un tema de para qué quieren o para qué las fiscalías tendrían los cuerpos. Una respuesta jurídica es: porque el cuerpo es un indicio, y también si hubo un asesinato necesito tener la información al respecto, con eso estamos de acuerdo. Eso no significa que tenga que ser responsabilidad de las fiscalías tener los cuerpos y hacer las autopsias, y de esto tenemos ejemplos en todo el mundo. Tenemos Colombia, Chile, Portugal, en donde hay institutos separados que por supuesto hacen las necropsias, las autopsias, y la información se la pasan a las fiscalías para que ellas utilicen esa información en lo que tenga que ser utilizada en la investigación y el cuerpo; si es un indicio, puede estar resguardado perfectamente por estos institutos independientes de las fiscalías. En el momento en que la Fiscalía requiera revisar algo del cuerpo, el cuerpo está ahí y puede estar un Ministerio Público ahí, observando dónde están guardados”.

La creación de ese instituto sería un muy serio paso al frente para lidiar con nuestra tragedia. 92 mil desaparecidos.

Carlos Puig

@puigcarlos


OPINIONES MÁS VISTAS