La ciudad cansada

Ciudad de México /

No son los mejores días para Ciudad de México, la capital y, por mucho, la ciudad más chingona de la nación (no se enojen, amigos de otras partes, así es).

Por supuesto que el insoportable calor no ayuda (aunque menos concreto no estaría nada mal), pero no me refiero a lo inevitable en tiempos de cambio climático.

Es una ciudad a la que cada día la realidad, las múltiples realidades la van desgastando. Son problemas acumulados, algunos desde hace lustros y otros acelerados desde hace poco.

Hoy en día el Metro, los metrobuses, las vías “rápidas” —no se rían— están a tope. Los automóviles y motocicletas gracias a las aplicaciones de movilidad y de entrega se han multiplicado sin límite. Los dobles remolques en nuestras avenidas son cosa normal.

El derrumbe de la Línea 12 y el estado de la Línea 1 —algo muy grave encontró ahí Claudia Sheinbaum que la cerró para reconstruirla en tiempos cercanos a la temporada electoral— impidieron siquiera la idea de, tal vez, planear una nueva línea. Y sí, el Cablebús muy bien, pero no alcanza, somos demasiados.

Por razones políticas, supongo, o de mafias locales en Edomex, nunca se ha podido meter en orden a los transportistas de Estado de México en las zonas que son parte de nuestra ciudad, aunque legalmente de otro estado, y que utilizan miles y miles de ciudadanos para llegar a trabajar todos los días. El desorden y la inseguridad en esas rutas es lo que reina. El gobierno actual del estado ha anunciado una línea de Metro que pasará por Ecatepec hacia CdMx; gran idea. Veremos si se hace.

Entre el cambio climático, la cantidad de vehículos circulando, las cada vez más emisiones de industrias han hecho que en estos días se acumulen los días de contingencia —creada hace más de treinta años— solo para terminarse y volver a contaminarnos.

Y el agua. La sequía, las muchas fugas sin arreglar hace muchos años hacen que las cosas no pinten un buen futuro en esa materia. El costo de la vivienda se está volviendo una locura.

Al mismo tiempo la ciudad sigue siendo divertida, diversa, llena de oportunidades para todo, centro nacional de cultura, espectáculos, comida… y hasta bonita en muchos de sus espacios.

Gane quien gane el 2 de junio la Jefatura de la ciudad tiene una chamba monumental que va a necesitar de mucha imaginación y talento.

Nos alcanzó el futuro más rápido de lo que preveíamos. Si no hacemos algo, nos va a aplastar.


  • Carlos Puig
  • carlos.puig@milenio.com
  • Periodista. Milenio TV, Milenio Diario y digital, de lunes a viernes. Escucho asicomosuena.mx todo el tiempo.
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.