¿Segundo piso o cambiar los cimientos del edificio?

Ciudad de México /

No hay una frase exacta que sea equivalente en español a la frase en inglés Don’t rock the boat y la advertencia de que en momentos de calma no hay que hacerlo, no hay que mover el barco sin necesidad, no hay que agitar las aguas en un momento peligroso.

La tan utilizada frase en inglés en varias situaciones me ha venido a la cabeza en estos días después del 2 de junio y las turbulencias políticas y financieras que han causado la reforma al Poder Judicial y otras reformas que había presentado el presidente López Obrador, y que ahora Morena parece querer aprobar en septiembre, antes de que tome posesión Claudia Sheinbaum.

La mayoría de las elecciones en el mundo tienen en el centro una pregunta: continuidad o cambio. El 2 de junio una abrumadora mayoría de ciudadanos mexicanos votaron por la continuidad. Se han escrito más textos de los que uno puede leer sobre las razones del resultado y, sobre todo, de su magnitud. Creo que comienza a haber un consenso de que fue la economía de la gente una de las principales. Y creo también que parte de esos resultados que tienen que ver con el dinero en el bolsillo de millones de personas es que vivimos seis años sin mayores turbulencias, de esas a las que nos habíamos acostumbrado en otros sexenios con crisis financieras que lo movían o destrozaban todo en un dos por tres. Tuvimos unos años de calma, solo sacudidos por la pandemia, pero que siempre fue visto como un fenómeno global que venía de otra parte y era inevitable. Y, aun así, ahí están los números de la economía cotidiana que aguantó y creció.

Parte del voto por la continuidad tiene que ver con esta relativa calma, sin sismos que de un día para otro cambien las cosas.

Mi compañero de páginas, Gerardo Esquivel, ha escrito un par de artículos ayer aquí y el fin de semana en El País sobre las consecuencias de estas reformas sobre la certidumbre y finanzas del país. Más allá de que nadie niega la necesidad de reformar el Poder Judicial, hacerlo de esta manera, con esta prisa, podría resultar en una turbulencia innecesaria y muy riesgosa.

Claudia anunció siempre la construcción del segundo piso de la 4T.

Transformar con esta prisa y de esta manera uno de los tres poderes es cambiar los cimientos del edificio de un día para otro, cimientos de los que dependen los dos pisos. Con los enormes riesgos que eso implica.

Why rock the boat right now? 


  • Carlos Puig
  • carlos.puig@milenio.com
  • Periodista. Milenio TV, Milenio Diario y digital, de lunes a viernes. Escucho asicomosuena.mx todo el tiempo.
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.