Xóchitl, los partidos y el hilo negro

Ciudad de México /

La ex candidata de la oposición Xóchitl Gálvez ha dado un par de entrevistas para contar su experiencia en la contienda electoral, su relación con los partidos que la postularon y las broncas del 2 de junio, cuando se les vino la noche al conocer los resultados.

La hidalguense ha contado cosas que se comentaron a lo largo de la campaña y otras que, no por obvias, se deben ignorar si es que hacia el futuro alguien quiere volver a crear un partido de oposición serio y medianamente competitivo.

Las quejas mayores de Xóchitl son hacia el PAN y tienen que ver con los recursos, es decir, el dinero para eventos y mercadotecnia y los spots que siempre fueron limitados por el partido con relación a lo que la campaña, dice Xóchitl, necesitaba.

Ha quedado claro también que la relación con el líder —es un decir— del PAN era bastante mala; Xóchitl se ha referido a los gritos del 2 de junio, pero también a un evento similar “en el primer debate”.

Del PRI, y por lo tanto de Alito Moreno, no ha querido decir mucho y se refiere al tricolor siempre como pues allá están “ellos”. Lejos.

Luego descubre el hilo negro: “Me di cuenta de que en los estados no se ha hecho un trabajo partidista de la dimensión que Morena estaba haciendo. Se ha abandonado mucho el trabajo territorial. Por ejemplo, yo cuando visité Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Campeche, pues me di cuenta de la poca estructura que había de los tres partidos (PAN, PRI y PRD)”.

Xóchitl dice que una de las discusiones entre partidos y candidata fue que al inicio, ella y su equipo creían que “necesitábamos que desaparecieran un poco los partidos y emergiera más la candidatura ciudadana”.

Lo que ha contado Xóchitl Gálvez describe lo que vimos durante la campaña: la tensión nunca resuelta sobre una parte de la personalidad de la candidata. ¿Quién era? Una mujer que toda su vida pública la había hecho bajo el paraguas de un partido político (en Hidalgo, acompañada de otros) y que se pasó meses tratando de apartarse de ellos, lo cual creó la falta de verdadero compromiso de parte o el total de esos partidos, no importa su tamaño, con alguien que en no pocas ocasiones les hizo gestos de no quererlos cerca.

Mientras Marko y Alito siguen aferrados a sus puestos y echándoles la culpa a otros, Xóchitl hace bien en empezar a construir una radiografía de dónde está la oposición.


  • Carlos Puig
  • carlos.puig@milenio.com
  • Periodista. Milenio TV, Milenio Diario y digital, de lunes a viernes. Escucho asicomosuena.mx todo el tiempo.
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.