Maltrato animal. Ya basta

  • De buena fuente
  • Cristina Gómez

Tamaulipas /

Un tema que pocos políticos voltean a ver es el maltrato animal. Seguramente porque perros, gatos, caballos y demás especies que sufren, no votan ni aportan dinero para las campañas.

Tal vez hasta se llevarían una sorpresa si apoyaran la protección animal, pues se echarían a la bolsa a mucha gente.

Pienso que la mayor parte de las personas no está de acuerdo con la crueldad hacia esos seres vivos y que son minoría los humanos que los lastiman.

Desde el gobierno y las legislaturas se ha avanzado, pero sigue faltando mucho desde todos los frentes y eso nos incluye como ciudadanos.

Es un problema que todos observan, toleran, minimizan y normalizan.

Hace falta entender que es también uno de los orígenes de la violencia que flagela a la sociedad, porque un niño o joven que es capaz de matar a un inocente animal, será de adulto un asesino en potencia.

Es un factor que predispone la violencia social, pero también a la vez, una consecuencia de esta.

Se propone que el maltrato animal sea anticonstitucional. Es una de las 20 reformas planteadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador y que muchos tachan de electoreras y mediáticas, pero otros consideran de gran impacto positivo.

En este tema en particular, plantea modificar la Constitución para incluir la protección y cuidado de los animales como parte de los planes de estudio en escuelas y para prohibir su maltrato.

Tamaulipas castiga con cárcel la violencia contra los animales, pero las penas se han quedado en la letra. Y ya basta.

Con la propuesta de AMLO se busca emitir una ley general que regule la protección de los animales y obligue al Estado a protegerlos, tratarlos adecuadamente y cuidarlos.

¿Demasiado hermoso para ser verdad? La última palabra la tienen los legisladores federales. A ver si la oposición no la rechaza por el solo hecho de venir del presidente.

Y hablando de diputados, pero ahora del Congreso local, muy bien se vio Nayeli Lara, de Morena, al proponer veterinarias públicas en el estado para atender a los animalitos sin hogar enfermos y violentados, pues los rescatistas de noble corazón no se dan abasto y necesitan recursos.


Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.