Correr por siempre

Ciudad de México /

“Lucha contra la fatiga con la concentración”

Andy Speer

Para cruzar la meta de un medio maratón es necesario invertir una gran cantidad de esfuerzo y sacrificio. Es una distancia casi perfecta; en ella se experimentan dosis suficientes alegría, emoción, dolor, agobio y satisfacción -entre muchas otras-, y digo suficientes, porque una distancia más corta solo nos da una probadita, mientras un maratón tiene la potencia de saturarnos o incluso aplastarnos, con todo lo que ello significa.

Pero como en todo, la enorme recompensa que esta distancia nos otorga, está equiparada con la gran disciplina requerida a cambio. Quien busque cruzar una meta así, deberá empeñarse por meses -tal vez años- cuidando entrenamientos, descanso y alimentación. Con relación a esto, hoy quiero presentarte a un hombre realmente extraordinario, que para mí es igual de admirable e inspirador que un campeón del mundo.

Su nombre es Gordon Alldredge, ¡y tiene 92 años de edad! Un corredor amateur, fuera de serie, que en días pasados cruzó la meta del medio maratón de Bentonville en Arkansas, después de luchar por 4 horas y 13 minutos. En las poquísimas imágenes que de él existen en plataformas digitales, se le puede ver cruzar la meta trotando, empuñando un bastón con su mano derecha; dialoga, sonríe y agacha la cabeza para permitir a un voluntario colgarle su medalla al cuello, para con calma y sin grandes aspavientos abandonar la zona de meta. Increíblemente no existen noticias, perfiles o crónicas sobre él y su ejemplar conquista.

Su complexión es más bien robusta, dista mucho de la que usualmente solemos imaginar para una persona de su edad. Luce fuerte, resuelto y seguro. Su ejemplo me parece fascinante. ¿Qué ha hecho para llegar hasta acá? Verlo cruzar esa meta me hace pensar que es un hombre sano, determinado y en absoluta plenitud, que seguramente tendrá sus retos y adversidades, pero que a juzgar por este resultado, encuentra la forma de gestionarles y vencerles. 

Que Dios y la vida nos iluminen para cruzar metas, incluso en edades en las que pareciera que éstas resultan imposibles.

Abastecimiento: Si aún así nos falta motivación, anoten el nombre de Jeff Aston, de 76 años de edad que ha corrido todas las ediciones del maratón de Londres, incluida la de la semana pasada.


  • David E. León Romero
  • dleonromero@gmail.com
  • "Columnista en La Afición desde 2017. Especialista en maratones. Licenciado en Ciencias de la Comunicación y Maestro en Administración Pública"
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.