Una semana en Kaptagat

Ciudad de México /

“Un maratón es de cientos de cientos de kilómetros; la parte final es de 42.195”

Desconocido

El equipo keniano de maratón es el favorito a vencer en los próximos Juegos Olímpicos de París. Comandados por el más grande de toda la historia de este deporte, Eliud Kipchoge, intentarán quedarse con el oro olímpico. Algunos de los corredores kenianos se preparan en Kaptagat, Kenia, y se someten a una rutina realmente seria para alcanzar un desempeño pico. Al gran Eliud que registra 2 horas, 1 minuto y 9 segundos, lo acompañarán Kipruto con su 2 horas 2 minutos y 16 segundos, Kiplagat con sus 2 horas 2 minutos y 55 segundos, y Munyao con su 2 horas 3 minutos y 11 segundos; un equipo poderosísimo.

El valor más importante de estos corredores es la disciplina. La jornada suele iniciar cuando el sol no ha salido. Parte de la gran fortaleza de estas mujeres y hombres radica en que entrenan a 2,700 metros sobre el nivel del mar, lo que provoca que cuando compiten por debajo de esa altitud, puedan encontrarse más cómodos, teniendo el mismo desempeño, obteniendo así ventaja sobre sus competidores.

Las madrugadas de los lunes, miércoles y viernes suelen caracterizarse por medias distancias a paso suave sobre terracerías onduladas. El único sonido es el que provoca la naturaleza que se interrumpe por las pisadas sincronizadas del grupo que producen una especie de mantra. Los días martes la cita es en la pista; los entrenadores describen la sesión a los corredores e inmediatamente comienza el calentamiento; el ritmo a gran intensidad genera hasta 20 kilómetros en una hora de sesión, pasando al enfriamiento, para posteriormente volver al campamento. El jueves se emprende la distancia larga, caracterizada hasta por 40 kilómetros. Los sábados se corren series que consisten en correr cierta distancia a gran velocidad y otra a paso lento. El domingo se suele descansar. En distintas ocasiones, dependiendo la etapa de la preparación, se suelen tener dobles sesiones con rutinas distintas.

Con poco más de 200 kilómetros acumulados, termina la semana, que iniciará en ceros para acumular otros 200 en la siguiente, intentando que la suma de ellos traiga como resultado el oro.

Abastecimiento: Se viene la gran carrera del Día del Padre, ¿estás listo? 


  • David E. León Romero
  • dleonromero@gmail.com
  • "Columnista en La Afición desde 2017. Especialista en maratones. Licenciado en Ciencias de la Comunicación y Maestro en Administración Pública"
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.