Transformación en delegaciones

Hidalgo /

El segundo piso de la transformación llegará a Hidalgo con el relevo en las delegaciones federales.

Esto es un proceso normal que ahora deberá cobrar mayor relevancia que en sexenios anteriores, ya que se ha ofrecido transparencia de cara a la ciudadanía.

La llegada de la presidenta electa Claudia Sheinbaum, con el apoyo y respaldo de los gobernadores de Morena, principalmente, deberá verse reflejada en el manejo que se tendrá a partir de octubre en las oficinas de representación nacional en cada entidad federativa.

En el caso de Hidalgo, el gobernador Julio Menchaca llegó al poder en septiembre de 2022, cuando ya las delegaciones federales operaban desde diciembre de 2018 bajo el mando de Abraham Mendoza, quien dejó la dirigencia de Morena en Hidalgo para asumir el encargo de “súper delegado” o como se les nombró a quienes estarían al frente de la coordinación de los programas sociales.

Bajo esa misma tesitura, los ahora morenistas que consiguieron la mayor votación en la historia del estado para la cuarta transformación, tendrán que levantar la mano para cumplir el mismo propósito y que llegue un periodo de transformación interna para las propias dependencias federales.

Se espera que tanto Abraham Mendoza, como los demás delegados, concluyan su encargo con el término del sexenio del presidente López Obrador y con ello se dé paso a una consolidación y mejora del camino labrado, es decir, que haya una mayor cobertura, mejor coordinación política con el gobierno estatal y sobre todo un entendimiento de que están en un mismo equipo.

Todo por servir se acaba y parece que a Abraham Mendoza y compañía se les termina el sexenio sin haber obtenido réditos políticos que siempre buscaron: la gubernatura contra el propio Menchaca, la senaduría, presidencias municipales, incluso apoyaron al Partido del Trabajo (PT) en varias regiones con su estructura de apoyos sociales y tuvieron candidatos como Eduardo Durán en Tula, donde tampoco pudieron ganar en solitario.

Se irán dejando a tiempo el propio partido de Morena en Hidalgo o participando desde otras trincheras, sabiendo que es sano el no aferrarse y dejar que las cosas fluyan como lo dijo la propia Claudia Sheinbaum, con la mano extendida y la capacidad de dialogar y entregar cuentas claras en las delegaciones. ¿Podrán hacerlo?


  • Eduardo González
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.