Anabel Hernández en el tiempo

  • Razones y pasiones
  • Elisa Alanís

Ciudad de México /

El tiempo le dio la razón a Anabel Hernández.

No cejaron de denostarla. Eran los días de “la guerra de Calderón”. Desde entonces señaló las complicidades de García Luna con la delincuencia. No le creyeron. La amenazaron y tuvo que salir del país.

Dos décadas después, me comentó que saber que la verdad estaba de su lado le dio fuerza para seguir adelante.

Pero la historia es caprichosa.

Hasta hace poco a los obradoristas les parecía excelente cada revelación de Anabel. La citaban, defendían y alababan. Ella misma escribió, en su más reciente libro, cómo Morena utilizó sus investigaciones y declaraciones, sin su consentimiento, para hacer propaganda.

Recordó lo que expresó Andrés Manuel incluso siendo presidente: “Esta periodista, Anabel Hernández, ha hecho trabajos de investigación de primer orden, es una mujer profesional en el periodismo y valiente; es una mujer excepcional”, mencionó hace cuatro años, en mayo de 2020.

Ahora que sigue haciendo lo mismo y de la misma manera (nos guste o no), la llamada 4T le cayó encima. Según sus integrantes, ya es una mentirosa.

Varias de sus fuentes que apuntan a López Obrador son las mismas que testificaron en contra de García Luna. En el último caso le dan validez y en el primero no. Alegan que no es lo mismo, pues Genaro fue juzgado en Estados Unidos y encontrado culpable.

Qué cinismo.

Primero, porque fueron los estadunidenses quienes llevaron al ex secretario de Seguridad ante la justicia. Aquí en México no lo tocaron. Lo más que hicieron fue presentar una demanda civil. El pacto penal del caso, que involucra al cártel, continúa intacto.

Y segundo, porque Anabel señaló los vínculos mafiosos del superpolicía desde que era funcionario de Estado con Felipe Calderón.

En aquel momento, la administración calderonista y sus allegados decían lo mismo que hoy dicen los del gobierno obradorista y sus cercanos.

Qué más quisiéramos que los testimonios que presenta en su nuevo libro, La historia secreta. AMLO y el Cártel de Sinaloa, no sean verdad. Lo que se devela ahí es gravísimo.

Qué más hubiéramos querido que García Luna no resultara un vil servidor del narco.

Pero todo lo que dijo Anabel Hernández hace casi 20 años se confirmó en enero de 2023, en la Corte del Distrito Este de Nueva York.

Aquí entre nos

¿Qué sigue? 


Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.