Goooya, goooya

  • Razones y pasiones
  • Elisa Alanís

Ciudad de México /

AMLO lastimó a la UNAM. Ojalá Claudia Sheinbaum le platique lo que ha sido, y sigue siendo, nuestra máxima casa de estudios. Parece que el Presidente tiene un juicio limitado y maniqueo de aquel lugar al que algún día asistió.

La doctora Sheinbaum, próxima mandataria de la nación, no solo cursó de manera exitosa la licenciatura en la Universidad Nacional Autónoma de México, sino que continuó formándose gracias a su alma mater. Hasta ayer, que anunció que no volverá a solicitar licencia, perteneció, durante años, al personal académico.

La comunidad se siente orgullosa de la primera mujer que llegará a la Presidencia de la República.

Mientras tanto, López Obrador insultó a la Universidad. Echó mano de su efectiva propaganda que prende los sentimientos de repudio con palabras y sentencias como: “conservadores”, “opositores”, “se derechizó”, “se apoderaron”.

También agredió a profesores que analizaron sus iniciativas de reforma constitucional, al insinuar que “recibieron línea”.

Pues ni que fueran políticos de su partido. Los trató como a sus legisladores o subalternos, a quienes les dicta el rumbo desde Palacio.

Andrés Manuel reconoció que no había leído el análisis que publicó el Instituto de Investigaciones Jurídicas. Tampoco conoce a todas las personas que escribieron los capítulos, con resultados diversos. Sin embargo, las difamó para desacreditar el trabajo.

En la mañanera comentó: “salen los de la UNAM, claro, con línea seguramente de los directivos, a dar su opinión como expertos sobre las 20 reformas que estamos proponiendo. Yo les diría: ¿qué se tienen que meter?”.

Indicó que es donde se debe dar el debate, pero que “no nada más inviten a expertos, ya sabemos cómo opinan los expertos”, remató.

¿Qué se tienen que meter? ¿De verdad? ¿Ya está en eso?

Lo esperanzador es que el 1 de octubre asumirá el cargo Claudia Sheinbaum. Su respuesta fue contundente: le tiene respeto a la UNAM y aclaró que ahí no hay una sola opinión.

En su gabinete estarán destacadas y destacados miembros de la Universidad Nacional que conocen la riqueza de voces, la libertad de cátedra, la pluralidad que existe en esa gran institución y que debe existir en el país entero.

Aquí entre nos

Sobre el comunicado de la UNAM, me quedo con el mensaje de Guadalupe Salmorán, del IIJ-UNAM: “Perdón @UNAM_MX, pero ¿desde cuándo habías tenido que aclarar que los documentos de trabajo que escriben quienes laboran en la universidad no reflejan la posición institucional? Qué lamentable posicionamiento, la verdad”.


Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.