¡Puro buey!

Ciudad de México /

Sostiene con rigor el catecismo neoliberal que aquellos que no caen en las redes no de un poema, sino de la acumulación originaria de capital, son fundamentalmente unos bueyes y unos huevones. Esto no lo han venido repitiendo desde tiempo sin memoriales y estuvo un momento en el que nos la creímos. Si a los 60 años no tienes ni dónde caerte muerto, careces de una propiedad, ya sea un yate, un campo de golf o un caserón rojo en Las Lomas, no mereces vivir. Qué bueno que nos lo vino a recordar, sobre todo pensando en los millones de patriotas que quieren seducir para que voten por ella y que por su definición son unos bueyes que están condenados a vivir en quinto patio y hacer los parientes pobres del amor.

Seguramente las personas que viven en estas condiciones y que por lo tanto deben ser chinos de cabellera y bueyes por elección, le van a dar su voto para que la señora del huipil se encargue, junto con su amigui Claudio XXX, se aseguren de que esto se mantenga al infinito y más arecordado

Todo iba bien hasta que un acomedido le pasó una tarjeta en medio acto, donde le hacían ver que la estaban linchaando, oooootraaaaa veeeeezzz, por decir esas verdades, como cuando puso la bandera al revés o firmó con sangre el pacto social por el que el PRIAN, su partido, había votado sistemáticamente en contra. Ya luego quiso aclarar que no estaba hablando de todos los mexicanos, sino de Claudia Sheinbaum, que a los 60 vivía en un departamentito rentado, pero tristemente la gente lo tomó a mal, ya saben, como de jarritos de Tlaquepaque, porque sintieron que les estaba diciendo que eran todavía más bueyes por no tener negocios dudosos con el INAI.

Por supuesto, la fanaticada prianchuchista, los mismos kinkytelliztas que quieren hacer de Noboa presichente del derechairismo mexicano, saltaron como energúmenos calderonicolitas a defender a X. Personajes un poquito fanatizados y dogmáticos que están linchando hasta los suyos por no idolatrar a su diosa de barro, al ritmo de “el perro es tan bravo que hasta los de la casa muerde”. Primero fue Loret y luego se le fueron encima a la dotora Dresser sólo porque se atrevió a decir que doña X es muy equis. Bola de malagradecidos que no le perdonan una, después del derroche de misoginia, fake news y melodramas rancheros que ha derramado contra la Sheinbaum, no se vale.

Eso sí, que bonito que con sus ideas premodernas Lady X le rindiera homenaje al profe Hank que decía que político pobre es un pobre político”.

  • Jairo Calixto Albarrán
  • jairo.calixto@milenio.com
  • Periodista producto de un extraño experimento cultural-social-educativo marxista, rockero, populachero, libresco y televisionudo / Escribe de lunes a viernes su columna "Política cero"
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.