¡Quiero traer el pelo lacio!

Ciudad de México /

Torpemente, por muchos años pensamos que la lucha de clases estaba basada en la eterna batalla entre el bien y el mais, chairos contra derechairos, pero la notabilísima intelectual, Guadalupe Loaeza, la eterna niña bien, nos ha abierto los ojos al indicar que la verdadera lucha de clases la protagonizan dos grupos antagónicos: los buenos que son los de pelo lacio y quienes tristemente tienen la cabellera china o rizada que tienen envidia de los primeros.

Por eso Claudia Sheinbaum muere de envidia por Xóchitl Gálvez que, además de ser buena, santa y pura, posee una cabellera lacia que adorna con gracia su figura egregia como la niña requetebién que es. Una reflexión muy bonita que casi no denota el clasismo de mi Lupita y cuyas dimensiones poéticas resaltan algo que es muy poco común, la solidaridad capilar, pues la Loaeza es la feliz poseedora una cabellera perfecta como la de Lady X.

La ideología del peluquero que nos advierte sobre la urgencia de que todos recurramos a la plancha para alaciar nuestras matas, a riesgo de ser tomados como unos vulgares envidiosos.

Algo que solo se puede comparar con Kinky Téllez disculpándose con el gobierno ecuatoriano por la manera tan poco diplomática con la que la Cuarta transformeichon se indignó ante la justa y necesaria toma un poquititito violenta y tantititito autoritaria de la embajada mexicana en Quito. Hasta me dieron ganas de cantar aquello de “Apátridas de hoy, turururú tururú”. Oséase que al mirreyzazo presichente Noboa hay que entregarle la Roqueta, el Bolsón de Mapimí y el Peñón de los baños para lavar la afrenta.

Incluso, la candidata del PRIANChu, inspirada en estos actos democráticos de Noboa, quiere que censuren las mañaneras, casi casi que solo ella pueda hablar, que Claudia le pida perdón por haberla humillado en el debate y que, prácticamente, la declaren presichenta de México por default vestida de Maximiliano y flanqueada por Claudio XXX y Maxitititito Cortázar disfrazados de Miramón.

Lamentablemente muchos gobiernos democráticos no están de acuerdo con Noboa y hasta el gobierno de Estados Unidos ya reprobó tan sacrosanta acción del presichentito pinochetista ecuatoriano, cuyo pueblo lo quiere poner de patitas en la calle.

Alaciémonos el pelo los unos a los otros, antes de que los xochibots nos ataquen ferozmente como a Carlillos Loret porque no defendió el triunfo inexistente de X, y así pasó del #TodosSomosLoret al

#LoretALV.


  • Jairo Calixto Albarrán
  • jairo.calixto@milenio.com
  • Periodista producto de un extraño experimento cultural-social-educativo marxista, rockero, populachero, libresco y televisionudo / Escribe de lunes a viernes su columna "Política cero"
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.