¡Vuelve el 'show' de terror de Xóchitl!

Ciudad de México /

Hay que aplaudirle a Xóchitl Gálvez su regreso sin gloria a la escena pública en una estrategia mediática que dignifica y refuerza el humor involuntario del sector opositors, alimentando el espectáculo patibulario pero divertido de la derecha que es más entretenido que la serie de Paco Stanley.

Ya nos estábamos aburriendo con la Dresser, Krauze, el zapatismo de la Zapata, Alazraki y Castañeda con sus lamentos borincanos y aspiraciones pinochetistas, así que la llegada de Lady X refresca el ambiente con su habitual promoción de su programa “Impugnación for Dummies”, producir más melodrama reguetonero con Markititito Cortés que el que han hecho Cazzu, Nodal y Ángela Aguilar, el show de desmentidos que suelen aplicarle (esta vez a manos de la CIRT y el INE más lo que se acumule esta semana). Esto sin olvidar el bonito show de acusar a AMLO de violencia política de género, mientras le agradece a Claudio XXX y a los líderes del PRIANChu por haberla usado, manipulado, gritoneado, peluseado y regañado.

Ese espectáculo no lo tienen ni en Venga la alegría. Y por eso me da tristeza que la señora Bertha haya sido derrotada de manera tan espeluznante, porque ahorita ya estaría generando el plan salinista de venta de garage de los bienes del Estado que va a emprender su héroe ultraderechoso, Javier Milei. Y bueno, ya le estaría perdonando el pago de impuestos a los plutócratas que hoy se niegan a contribuir al SAT, nombraría a Massive Caller como la encuestadora oficial del gobierno (sobre todo ahora que con la gran credibilidad que no tiene, declara a la ministra Piña con más reconocimiento que el Presidente, no se rían), el expresichente Jelipillo sería el secre de Seguridad para que sea como su compadre García Luna Productions, y Loret y Brozo, el Trujillo tenebroso, estarían al frente de la Secretaría de los Chicles y las Gelatinas.

Lamentablemente para ella, tanto el Banco de México como los banqueros en general reconocen que la economía está sólida y que la presión que recibe el peso tiene que ver con el oportunismo de los especuladores que es transitorio. Ya saben, el comunismo de la Cuatroté es muy extraño.

Hay gente malvada que cree que todo esto es una cortina de humo para ocultar que a los presichentes del PAN y del PRI me los quieren linchar las fuerzas vivas por lángaros.

Gálvez mantiene el discurso de que nos vamos a convertir en Venezuela, y yo sigo esperando que las arepas reemplacen al molito de olla.


  • Jairo Calixto Albarrán
  • jairo.calixto@milenio.com
  • Periodista producto de un extraño experimento cultural-social-educativo marxista, rockero, populachero, libresco y televisionudo / Escribe de lunes a viernes su columna "Política cero"
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.