'XóchitlHouston' tiene más problemas

Ciudad de México /

A muy pocos días de las votaciones y con espléndido sentido de la oportunidad, el sector opositors que casi no le gusta ponerse flamenco y hacerse la vístima,  anuncia a través del dueño del congal, Claudio XXX, que las elecciones van a ser fraudulentas pior que las de Calderón y Peña juntos. Que no hubo piso parejo y que cualquier juez (¿acaso se referirá a la ministra Piña, que es tan amigui de Alititito Moreno?, ¿será como el árbitro americanista?, no creo) tendría suficientes elementos para impugnar los comicios. Gran idea, pero al mismo tiempo mi Claudio reconoce con muy baja autoestima, que Xóchitl Gálvez está kaput, desacredita a sus encuestas de Massive Caller y echa por tierra su propia propaganda donde había asegurado que tenían ganados los comicios.

Nadie le dijo al junior que esto bajonea a las fuerzas vivas mediáticas que ya le querían hacer un mole a su candidata del huipil.

Ahora, si tienen todos los datos, los opositores no deberían de esperar a que el día de las elecciones los pongan en ridículo, y a la de ya que suelten los datos duros y la información precisa para acabar con el supuesto chanchullo. Si están tan seguros y no andan blofeando —nomás no les sale la poker face— que se bajen de la contienda y armen una revolución fifí.

Y es que si siguen generando una desconfianza artificial los van a funar todavía peor. Digo, de por sí no les ha funcionado mucho eso de pendejear a los votantes que, según Alazraki, Suckerman, Dresser, Ferriz y Chumel están prácticamente idiotizados por López Obrador.

La verdad, si es un poco lastimero ver a grandes demócratas como el Huero Castañeda con sus tentaciones golpistas y a todo el prianchuchismo haciéndose las vístimas como Krauze y Derbez que también se autodenomina apartidista, claro, tan apartidista como el panista de Lorenzo Tatankita Córdova.

Todo mal para mi Claudio XXX, pues además aparecieron grabaciones donde queda claro el modus operandi del Cártel Inmobiliario de mi Santi Taboada Tajada. Pobrecito, él y sus amigos solo querían tener un millón de edificios y así más fuerte poder cobrar. Se les cayó el teatrito panista, no se vale.

Lo de la batería de encuestas que ponen a Xóchitl abajo hasta abajotota por su gran desempeño y sus maravillosas estrategias “Go negative”, es rudeza innecesaria. A lo mejor por eso doña Bertha declara: “Pase lo que pase en las elecciones, yo soy feliz”. Cualquier xochilista seguro dijo: ”De haber sabido, mejor ni nazco”.

  • Jairo Calixto Albarrán
  • jairo.calixto@milenio.com
  • Periodista producto de un extraño experimento cultural-social-educativo marxista, rockero, populachero, libresco y televisionudo / Escribe de lunes a viernes su columna "Política cero"
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.