Los que están mirando

Mes de los parques

Juan Carlos Porras

El espacio público en León se define como “un lugar de encuentro donde cualquier persona tiene derecho de ingresar y se caracteriza por ser un ámbito por y para el ejercicio de la vida en sociedad; representa, además el lugar idóneo para el desarrollo de múltiples actividades con miras al uso y disfrute de la comunidad; un lugar con identidad y pertenencia que se manifiesta como un símbolo de nuestra sociedad”.

La saga de los parques públicos en el municipio están en esta categoría, así que los parques: Hidalgo, Juárez, México, del Árbol, Chapalita, de los Patos, de los Cárcamos, los lineales, Explora, así como el tutelar Metropolitano de León y los que proyectó el Instituto Municipal de Planeación, IMPLAN en distintas áreas urbanas de la ciudad, merecen ser celebrados, en este octubre, Mes de los parques y la recreación; a través del fomento y protección de los espacios abiertos y naturales, así como brindar una cultura de rescate, hacia la recreación, recuperación, mantenimiento y defensa de los parques para su uso comunitario.

Este mes de los parques es una gran oportunidad de poner manos a la obra para participar todos en las actividades culturales, inclusivas y regeneradoras que se llevarán a cabo, con las debidas normas sanitarias, desde el Parque Metropolitano, por ejemplo, donde la jornada de leyendas—ligados a la festividad de Día de Muertos— estarán representados por la agrupación Theatron Ensamble dirigidos por Hugo Almanza a partir del viernes 8 del presente.

Se trata de un proyecto entrañable donde los participantes abordarán el ferrocarril para hacer un viaje por distintas estaciones del parque, al menos cuatro, donde una representación teatral, de algún curioso sucedido en este Valle de los Huastatillos, como entonces se denominaba, muy antes de la fundación legal de León, los esperará.

Esta digresión anterior me lleva a recordar que fue Manuel García Moyeda quien dirigió una carta al presidente de la República Sebastián Lerdo de Tejada el 26 de noviembre de 1875 con miras a obtener mayores posibilidades de una conmemoración digna, por el Tercer Centenario de la fundación de la Villa de León (1876), y por la cual recibió respuesta el 30 de noviembre donde le menciona que no podrá asistir a la solemnidad pues “no lo permitirían las incesantes actividades de Gobierno”.

Luego le comenta: “Encargaré que se trate con la empresa del nuevo ferrocarril lo que Usted me manifiesta sobre que en ese día se colocase en León la primera piedra de la estación del mismo. Celebraré que esto pudiera hacerse por la empresa; pero aun cuando así no sea, me es satisfactorio decir a usted que, con las garantías pedidas desde el principio de la empresa, es absolutamente segura la ejecución de la obra del ferrocarril”.

Así pues, vuelve a honrarnos el tren con su presencia en un parque y con actores profesionales mejor. 

Juan Carlos Porras

OPINIONES MÁS VISTAS