Los que están mirando

SEP: un proyecto practicable

Juan Carlos Porras

¿ Qué significa mexicanizar el saber? En primera instancia significa la aplicación de la cultura, o sea, la utilización de la ciencia y del saber universales en beneficio de México, para servicio de México. Y aquí entra por supuesto el ideal político y social de la democracia y de la libertad. Porque “el saber, ese saber al que aludía don Justo, sólo florece en plena libertad del espíritu y es esencialmente democrático, hecho para todos; y aunque no todos pueden oficiar en su ara, el beneficio si puede y debe ser para todos”.

Entonces hablamos de la moral del servicio donde se consuma la reforma de la enseñanza de la moral y de la historia ya que el gobierno no es sacerdocio sino servicio y como bien apuntaba José Vasconcelos: “Que la escuela deseche las falsas etiquetas de la política militante”. Esto nos lleva a recuperar que la premisa ética del personaje aludido “constituyó una suerte de la revolución dentro de la Revolución Social Mexicana. Y, además, Vasconcelos le daba a la educación popular y superior el sitio que le correspondía, enriqueciendo su prédica con la liberación de los parias por medio del alfabeto, con la liquidación de la hegemonía de los nuevos ricos de la Revolución —réplicas aciagas del porfirismo— y con el fin de los cacicazgos erigidos en verdugos de los Estados”.

Aquellos que destruyen no pasan de bandoleros. De allí “lo que pedía la Revolución era un avance cívico asentado en el progreso económico. Además, y como consecuencia del sistema democrático de vida, la conquista de la justicia social y de la libertad. Recordemos que de acuerdo con la promesa una vez cumplida, la justicia, los demás beneficios de orden privado y público, se nos darán por añadidura. La revolución, todas las revoluciones son medios para acelerar el progreso. Por encima de la revolución está el pueblo que la hace y la deshace, la orienta y la corrige o la encarna, pero el fin de la brega social es el bien público dentro de la patria común”. (José Vasconcelos, En el monumento a Obregón).

Por ello, “la federalización de la enseñanza en México puede considerarse como uno de los movimientos de más trascendencia para el porvenir de todos”. Rey Lyman Wilbon nos platica que:“El proyecto presentado por el señor licenciado Vasconcelos para la creación de una Secretaría de Educación Pública presenta mejoras tales como las que el Gobierno Federal alimente, vista y eduque a los hijos de los incapacitados y a los huérfanos menores de 14 años de edad; el Gobierno asumirá este compromiso gradualmente. Pienso que esta iniciativa, bien orientada puede temporalmente ser un recurso. Algunos niños recibirán educación industrial. Naturalmente, se abusará de esta medida y se requerirá mucha perspicacia administrativa, pero el proyecto es practicable”. 

Juan Carlos Porras*

*POETA LEONÉS. EDITOR FUNDADOR DE GRUPO OCHOCIENTOS Y ACTUAL DIRECTOR DEL CENTRO DE INVESTIGACIÓN Y ESTUDIOS LITERARIOS DE LEÓN (CIEL-LEÓN)

OPINIONES MÁS VISTAS