Catarata

¿Paridad? Total…

Luis Petersen Farah

Total… qué importa que se hayan aprobado las reformas constitucionales de paridad de género. Qué importa que las hayan ratificado ya los congresos estatales necesarios.

Total… Nuevo León tiene sus propios acuerdos.

Ayer el Congreso aprobó el nombramiento de Gerardo Guajardo Cantú como contralor estatal. La paridad fue de nuevo una palabra extraña. En el gabinete estatal seguirá habiendo una sola mujer. Y qué.

Pero el asunto ahora no es del gobierno independiente, del que ya sabemos que es un club de Tobi. En realidad es un tema del Legislativo y de casi todos los partidos representados en él. Sucede que un Congreso estrictamente paritario como el de Nuevo León no ha sido capaz de sacar adelante las leyes que garantizan la paridad total.

Es curioso. Primero porque en la lista de las 21 entidades que avalaron inicialmente la paridad total (se requerían 17) se extraña la presencia de un estado líder como el nuestro. Sí, ahí están Edomex, CdMx, Jalisco, Coahuila, Yucatán, Chihuahua, Querétaro, San Luis Potosí, Hidalgo…

Segundo, porque aunque por el tipo de sufragio (papeleta) no se puede conocer quién votó en contra y quién a favor de Guajardo, sí se puede asumir que entre los ocho votos en contra hubo un máximo de 5 mujeres: los seis diputados de MC (tres mujeres) y la independiente Karina Barrón subieron a argumentar en contra. El otro voto en contra podría provenir de una mujer, pero no se sabe. De cualquier manera uno se pregunta por las otras 16…

Claro, les podrían reclamar que, antes de bloquear un nombramiento, deberían haber impulsado las reformas de paridad constitucional en el estado. Y es cierto. La verdad es que la clase política no ha hallado o no ha querido hallar la forma de abrir la puerta a las mujeres. La paridad del Congreso no ha sido suficiente para contagiar al gobierno, ni con la ley de su lado.

Y esto seguirá. La pregunta ahora es si, ¿con los cambios que se ven venir en los más altos cargos del gabinete, tendremos mujeres en las secretarías? Hacia allá van los amparos. 


luis.petersen@milenio.com



OPINIONES MÁS VISTAS