Diez de mayo, desafíos económicos y desigualdades de género

  • Columna de Luis Sánchez Pérez
  • Luis Sánchez Pérez

Jalisco /

En el marco del Día de la Madre en México, es pertinente reflexionar sobre los desafíos económicos y las desigualdades de género que enfrentan las mujeres que deciden ser madres en nuestro país. Datos recabados de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) revelan que la maternidad conlleva una significativa afectación económica para las mujeres, con una reducción progresiva de sus ingresos al tener hijos. Por ejemplo, una mujer sin hijos tiene un ingreso mensual promedio de 6,620 pesos, el cual puede aumentar hasta un 13.32% al convertirse en madre.

No obstante, a partir del segundo hijo, esta cantidad comienza a disminuir drásticamente, llegando a reducirse en más de 30 puntos porcentuales. Esta disparidad se acentúa al observar que los hombres mexicanos sin hijos tienen un ingreso promedio mensual un 20.87% mayor al de las mujeres en la misma situación. La desigualdad económica entre la maternidad y la paternidad refleja una brecha de género latente en nuestra sociedad, donde las mujeres pueden llegar a perder hasta un 31.60% de sus ingresos al convertirse en madres, mientras que los hombres incluso aumentan sus ingresos.

Este escenario impacta negativamente en la participación laboral de las mujeres, siendo que menos de la mitad de las madres mexicanas tienen empleo o lo buscan. La informalidad laboral es común entre las mujeres con hijos, con el 50% ocupando empleos sin seguridad social o prestaciones, cifra que aumenta al 84% en madres con cinco o más hijos. Además, las condiciones de trabajo en las que logran insertarse suelen ser precarias, y muchas veces la maternidad marca la pauta para la informalidad en el empleo.

En este 10 de mayo, es imperativo reconocer y valorar el trabajo doméstico y de cuidado que llevan a cabo las mujeres, el cual representa una parte significativa de la economía del país. La distribución equitativa de estas labores entre hombres y mujeres es esencial para garantizar la igualdad de oportunidades en el ámbito laboral y económico. Es fundamental promover políticas que fomenten la equidad de género, permitiendo que las madres tengan el mismo acceso a oportunidades laborales y derechos que los padres.

En esta fecha tan especial, celebremos a las madres mexicanas por su invaluable labor en la crianza y el cuidado de sus hijos. Sin embargo, también es momento de comprometernos a impulsar la igualdad de género y a trabajar juntos para reducir las desigualdades que enfrentan las madres en nuestro país. Es responsabilidad de toda la sociedad crear un entorno más equitativo y justo para las mujeres, donde la maternidad sea motivo de orgullo y realización, sin implicar una disminución de ingresos ni limitaciones en su desarrollo profesional.

¡Feliz Día de la Madre, en especial a mi madre, la mejor madre de México, la maestra Laura Pérez!

Nos leemos la siguiente semana y recuerda luchar, luchar siempre, pero siempre luchar desde espacios más informados que construyen realidades menos desiguales y pacíficas.


Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.