Los mercados y las elecciones

Ciudad de México /

Los mercados financieros en México sufrieron un fuerte impacto al conocerse los resultados de las elecciones que se llevaron a cabo el domingo pasado.  Antes de este evento, el comportamiento de los mismos había sido bastante normal, el tipo de cambio se había presionado un poco desde los 16.60 hasta 17 pesos por dólar por dos motivos.

El primero  y que más influyó en ello es el hecho de que en EU, la perspectiva de baja para las tasas de interés se estaba complicando por la percepción de que la inflación no cedía, de tal forma que los representantes de la Fed insistían en que las tasas no podían bajar hasta no ver datos más concretos de que la inflación sí estaba con una tendencia para llegar a 2%. Además, algunos inversionistas, temerosos ante el resultado de las elecciones, compraron algo de dólares, pero francamente con muy poco volumen.

La conclusión —al llegar al viernes pasado— fue que la probabilidad de que Claudia Sheinbaum ganara era mayor a las otras opciones, pero nadie contemplaba un resultado tan abrumador, en el cual Morena sacó prácticamente 60% de la votación contra 30% de Xóchitl Gálvez; además, la posibilidad de que Morena tuviera mayoría calificada, tanto en la Cámara baja como en la alta, era muy pequeña.

Al final, sabemos todos cual fue el resultado; los marcados tuvieron una reacción muy negativa, no como rechazo a Sheinbaum, sino como una preocupación de que Morena obtuviera la mayoría calificada. La razón es muy clara, a los mercados —en México y en el mundo— les desagrada que los gobiernos no tengan contrapesos, y cuando esto sucede reaccionan de forma negativa, pues quien tiene la mayoría puede hacer lo que se le dé la gana, lo cual implica un gran riesgo.

Cuando los mercados se percataron de  la posibilidad de que Morena tuviera esa mayoría, el tipo de cambio se disparó y el lunes la Bolsa Mexicana de Valores en la apertura se desplomó 7%, desde ese día a la fecha, la bolsa se ha ido recuperando y casi está cerrando en los niveles del viernes pasado; sin embargo, el tipo de cambio sí se ha mantenido muy volátil, en algunos momentos tocó 18.20 y en otros regresó a 17.40.

Desde mi punto de vista, todavía falta algún tiempo para que el mercado se estabilice; hay noticias importantes que se tendrán que asimilar, y hay muchas preguntas y pocas respuestas. Las principales preguntas son cuál será el resultado, en la opinión pública y en los mercados, de los cambios constitucionales que impulsará López Obrador ya con el nuevo Congreso, además los mercados también responderán ante los nombramientos de las personas que conformen el nuevo gobierno, es decir, quiénes los miembros del gabinete.

Más allá de esto, los mercados deben encontrar su estabilidad en el mediano plazo; lo que sí es muy posible es que ya no volvamos a ver nuestra moneda debajo de 17 pesos por dólar, pero tampoco creo en el fatalismo de que el peso se deteriorará más de 18.50 durante 2024.

En resumen, yo no veo razones para tener un problema financiero de importancia,  solo recomiendo paciencia y esperar que las cosas se acomoden a la nueva realidad.

  • Manuel Somoza
  • Presidente de CI Estrategias por Somoza Musi. Ejecutivo con más de cuatro décadas de experiencia en el sector financiero. Es economista de la Universidad Anáhuac y tiene una maestría en Finanzas del Tec de Monterrey.
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.