Contragolpe

Los improvisados del futbol

Raúl de la Cruz

Durante la semana unos compañeros de trabajo me preguntaron mi opinión sobre los ex futbolistas que andan como “analistas” en los medios electrónicos, sobre todo, en la televisión. Respondí, hay de todo: buenos, regulares, malos y muy malos. Por una sencilla razón: no saben de periodismo y varios de ellos tampoco de futbol. Lo que muchos no entienden es que los contratan por su imagen. Basta con escuchar al pobre de Julio César Chávez en el boxeo, a Hugo Sánchez, al propio Tomás Boy, a un tal Kikín Fonseca, a Jorge Campos. En ese ámbito son unos pobres diablos. Por desgracia las grandes cadenas de televisión nacionales están imitando el modelo norteamericano, incluso, las radiofónicas aunque con menor presencia. La interpretación de la noticia anteriormente era como una especie de maestría para el reportero luego de una amplia trayectoria por distintas disciplinas deportivas. En la actualidad cualquier baba de perico por el sólo hecho de haber jugado profesionalmente lo ponen en pantalla. Lo más grave del caso, en su mayoría, por compadrazgo o amiguismo, si son extranjeros mejor. La obra negra se quedó en el reportero, en ese trabajador de la noticia que día a día se parte la madre en los campos de entrenamiento buscando la exclusiva. Obviamente hay excepciones y uno de ellos es Roberto Gómez Junco aunque le gane la soberbia; Carlos Albert y párenle de contar. Todo lo demás es bazofia solapada por los grandes intereses que existen en el futbol que incluyen televisoras, directivos, promotores…..si promotores quienes han encontrado un campo de acción en los medios de comunicación. Sé de un caso donde el promotor le dijo a su representado. “Ya retírate, te tengo una opción en televisión con igual o mejor sueldo”. Se retiró y el tipo a la siguiente semana apareció en la pantalla televisiva. No importa que no estés preparado lo importante es tu imagen aunque digas puras pendejadas, le recomendó. Es una de las “figuras” de las transmisiones. De esa manera, gana el ex jugador, el promotor y el jefe de sección. Lógicamente que la intervención de ex jugadores ha contribuido a la mala calidad de las transmisiones por eso lo más recomendable es bajarle el volumen y solo apreciar el video. ¿Qué hacer? Me interrogan. Sencillo pero lo veo complicado. Regresar a lo de antes. Instalar auténticos y verdaderos periodistas. Graduar a los reporteros en las transmisiones, no es una casualidad que el mejor analista futbolístico es David Medrano Félix porque David se partió el lomo desde abajo y supo manejar los géneros periodísticos en tiempo, forma y espacio.

OPINIONES MÁS VISTAS