AMLO vs. YouTube

Ciudad de México /

El canal de YouTube de Andrés Manuel López Obrador tiene 4 millones 200 mil suscriptores. En 2023 las conferencias del Presidente alcanzaron un total de 50 millones de vistas a través de esa misma plataforma. En promedio, cada conferencia superó las 430 mil reproducciones.

Estos datos han convertido a AMLO en la mayor estrella latinoamericana dentro del mundo de la transmisión en línea. De acuerdo con el sitio Infobae, en 2023 López Obrador transmitió en vivo un tiempo equivalente a 30 días. En otras palabras: de los 12 meses que tiene el año, el mandatario se gastó uno entero dentro de YouTube.

Estos números justificaron su nominación para ganar el premio Esland como “Streamer del año”. Este reconocimiento, para los contenidos hispanoamericanos en línea, es comparable con los premios Óscar del cine o los Grammy en música. Sin embargo, al final los organizadores del evento consideraron que López Obrador era un streamer atípico y echaron marcha atrás con la postulación.

Desde cualquier balcón que se le mire, en términos comunicativos, YouTube ha sido el principal aliado del presidente mexicano. Si se compara lo que esta plataforma le ha brindado respecto de otros canales de transmisión, la brecha es abismal. Canal Once, el Sistema Público de Radiodifusión (SPR) o Capital 21 no aportan ni 10 por ciento del total de vistas.

Si hipotéticamente un día YouTube decidiera desconectar a López Obrador, por ejemplo, como lo hicieron Twitter (ahora X) o Facebook con Donald Trump, el presidente mexicano perdería su principal medio de comunicación con sus seguidores.

Teniendo estos datos en mente, hay que leer el mensaje un tanto exagerado que el mandatario subió este fin de semana a sus redes reclamando a los directivos de YouTube por haber censurado una pequeña parte de su conferencia mañanera del jueves pasado.

La plataforma tomó esa decisión porque el Presidente habría contrariado las reglas al divulgar datos personales de la corresponsal del New York Times en México.

En reacción, López Obrador fustigó a los directivos de YouTube acusándolos de prepotentes, autoritarios, decadentes, manipuladores y oligarcas.

Zoom: cuando dos sujetos son tan buenos socios es mínima la posibilidad del rompimiento. López Obrador sabe que YouTube no va a cobrarle esos insultos, pero no desperdició la ocasión para elevar los costos a cualquier censura mayor que esta plataforma pudiese imponerle en el futuro.


  • Ricardo Raphael
  • Es columnista en el Milenio Diario, y otros medios nacionales e internacionales, Es autor, entre otros textos, de la novela Hijo de la Guerra, de los ensayos La institución ciudadana y Mirreynato, de la biografía periodística Los Socios de Elba Esther, de la crónica de viaje El Otro México y del manual de investigación Periodismo Urgente. / Escribe todos los lunes, jueves y sábado su columna Política zoom
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.