Creciendo con 'Intensamente'

Ciudad de México /

En tiempos en los que pareciera que tenemos que lidiar con todo lo malo del ser humano urge una cinta como Intensamente 2. Si la primera entrega de la historia de las emociones de Reily fue un regalo para entendernos mejor a nosotros mismos, esta nueva cinta no solo nos ayuda a ir más allá en ello, sino probablemente comprender más a los demás también. 

Es verdad que Ansiedad ha sido la (nueva) emoción que más ha causado, pues emoción, en la gente que sabe de la cinta. Pero no sé si sabían que los mismos creadores en Pixar nos dijeron que era la única de los nuevos personajes que jamás estuvo en duda cuando empezaron a crear la nueva historia, en la que la protagonista ya es adolescente y comienza a tener cortos circuitos respecto a lo que cree que sabía de sí misma. 

Intensamente ha sido tan atinada y tan didáctica que sé de varios psicólogos infantiles que usan los ejemplos de la película para entender cómo ayudar a los pequeños. Y hablando con los animadores al respecto desde las oficinas de Pixar, quedó más que claro que a los adultos nos funciona exactamente de la misma manera. 

Por eso tener emociones más complejas y, les adelanto, bastante más acaparadoras de la mente de Reily, sin duda nos permitirá seguir esa introspección que tanto bien nos hizo cuando retrataron a la infancia, ahora a la adolescencia.

Espero al igual que muchos de los amigos con los que platicamos al respecto en Pixar, en un futuro nada lejano la juventud, la vida adulta y lo que siga, las emociones algo tienen por seguro, nunca dejan de darnos intensas sorpresas.


  • Susana Moscatel
  • 25 años de periodista y conductora de entretenimiento. Ha publicado tres libros, traducido 18 obras y transmitido el Oscar y el Tony, entre muchos otros. Escribe de lunes a viernes su columna Estado fallido.
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.