Lo perturbador de ¿Quién lo mató?

Ciudad de México /

Es claro que la serie respecto al asesinato de Paco Stanley toca temas reales que deben seguir preocupándonos hoy en día por muchos motivos. El crimen organizado. Los intereses políticos de las televisoras. El caos judicial no solo en los casos más mediáticos. La cultura de abuso y crueldad en la que vivimos.

Si se tratara específicamente de eso a partir de este asesinato entendería la razón de existir (más allá del rating y el morbo) de ¿Quién lo mató? Pero ahora sí puedo decir que el costo será demasiado alto. Y lo será por decisiones de la producción. Por el tono de la serie. Por la dirección y el cómo presenta a los personajes. Y sobre todo por la premisa al estilo (siendo muy generosos) de un misterio tipo Agatha Christie, donde quien recibe la historia se encuentra en la posición de responder la pregunta del título de la serie.

¿Por qué me preocupan a estas alturas de la vida las personas de la vida real que están siendo puestas nuevamente en un banquillo de los acusados, aunque ahora sea solo por entretenimiento? Porque no nos importan las consecuencias respecto a tragedias ajenas con tal de que nos entretengan. Porque hay toda una generación nueva que va a ver esto por primera vez y miles de ellos ya sacaron sus conclusiones al respecto las cuales defienden como si fuera la bandera de la libertad de expresión.

Porque cuando lo único que sabemos es que no tenemos una respuesta a la pregunta de ¿Quién lo mató? Y hoy son ellos, mañana puede ser cualquiera de nosotros. No es ni de lejos la serie documental de Diego Enrique Osorno que vimos el año pasado.

Es un juego de especulaciones que saca lo peor de nosotros. Quiero y respeto a gran parte de ese elenco, pero no creo que esto nos deje más que las consecuencias de un escándalo reactivado. Mucho clickbait y una autentica revictimización a cambio.

  • Susana Moscatel
  • 25 años de periodista y conductora de entretenimiento. Ha publicado tres libros, traducido 18 obras y transmitido el Oscar y el Tony, entre muchos otros. Escribe de lunes a viernes su columna Estado fallido.
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.