¿Por qué ganó Morena? ¿Por qué perdió el Prian?

Tamaulipas /

El Movimiento de Regeneración Nacional mostró a nivel nacional y Tamaulipas su músculo bien aceitado, roboticamente adiestrado, estratégicamente apuntalado y terriblemente arrasador.

La ola AMLO pasó con todo lo que se encontró en su camino en el 2018, pero la Cuarta Transformación resultó en 2024 una fuerza de la naturaleza.

Tan abismal al grado de, en la grande, salir el reconocimiento de Xóchitl Gálvez vía telefónica y posteriormente en un mensaje sobre el triunfo categórico de Claudia Sheinbaum. Quizá, es la mejor acción de la senadora con licencia luego de tantos yerros en 90 días de campaña oficial.

El doble de votos logrados por la abanderada del partido-gobierno reflejó en Tamaulipas una tendencia muy cantada.

A sus adversarios, el PAN y PRI, les dejó algo qué celebrar: una ventaja mínima de Óscar Almaraz en Ciudad Victoria y la diputación federal de Chucho Nader. A este último ya se le puede etiquetar como líder azul y los resultados mandan.

Fuera de esto, la izquierda predomina en esta región del noreste. Mónica Villarreal en Tampico, Erasmo González en Ciudad Madero, más la repetición de Armando Martínez en Altamira y Carlos Peña en Reynosa, la notable diferencia de Beto Granados en Matamoros y Carmen Lilia Canturosas en un “photo finish” en Nuevo Laredo, aparecen en el firmamento.

Morena ganó por la marca, encontró en el sentir de la clase media, media baja y baja una fuerza pujante cuyo análisis social requiere hacerse con mucha profundidad. Es también “nostálgico”, al ser la definitiva ocasión de la influencia de Andrés Manuel López Obrador.

Y para los opositores, cuya crisis abrazan cada proceso electoral y se les ve cómodos perdiendo posiciones importantes en el país, la autocrítica tan puntualizada hace meses desde espacios de opinión y dentro de su estructura, todavía se ve lejana de su agenda.

Un texano-reynosense es causante, ahora como espectador en su jaula de oro en Dallas.

Termina un sexenio donde el panismo fue en serio declive y nadie hizo nada, sin embargo, no es el único afectado. El PRI es un lastre y el PRD tiene sus gastos funerarios cubiertos.

Esas son las razones de los resultados de este domingo. De epílogo, con seis de 10 electores cumpliendo con su derecho, no hay nada qué deslegitimar.


Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.