El día “D” en Tamaulipas

Ciudad de México /

“Como parte de la estructura del partido nos tocó llevar a algunas personas de su casa a votar, las dejamos cerca de las casillas para que no fuera más evidente la movilización. 

Me tocó llevar a una abuelita y ya cuando nos acercamos le recordé votar por el PRI, su respuesta fue “ay mijito, a mí me gusta el pan con café”, me di cuenta que algo andaba mal”.

La anterior anécdota me la contó un priísta de Ciudad Victoria, en una de las elecciones en donde el entonces partido oficial sufrió una estrepitosa derrota en todo el estado.

A menos de un mes de concluir las campañas federales y estatales los partidos y sus abanderados se prestan a dar el último jalón por ganar simpatías entre el electorado. La entidad en general no se ha destacado por ser un estado en donde la sociedad muestra un grado de interés alto en estos temas.

En los últimos procesos electorales gran parte de la estrategia central de las campañas se ha enfocado en las horas previas al día “D”, y al día de las elecciones, es decir, a la movilización y el acarreo de las personas a las casillas.

Nadie podría negarlo y al contrario su pensamiento es, “si ellos (los de enfrente) lo hacen, ¿por qué nosotros no?”.

A la fecha en ciertos municipios del país, podemos encontrar las “casas amigas”, los desayunos espontáneos y a personas que aún hacen fila para recibir el pago por haber, ¿votado por su candidato?

Actividad que hace algunos años era muy común ver a lo largo y ancho de la república.

Aunque también ya la remuneración por un sufragio ha sido alcanzada por la modernidad, transacciones o entrega de tarjetas con el recurso, son algunos de los medios por los cuales los partidos ¿aseguran? un voto para sus candidatos.

Lo cierto es que la actual oposición se enfrenta a lo que por muchos años fue el PRI, un partido implacable en el uso del poder. Como botón de muestra está la advertencia del INE al presidente Andrés Manuel López Obrador, debido a que su postura influye electoralmente en los ciudadanos.

También de manera general la autoridad electoral ha recomendado, una vez más, a mandatarios estatales y servidores públicos una actitud neutral e imparcial y dejar que los partidos y sus candidatos capten simpatías, ya dependerá de ellos de qué forma.


  • Víctor Hugo Martínez
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.