¡Volvió a ser mamá! Buscadora cuida a sus nietas tras desaparición de su hija en Edomex

La mujer ahora tiene que hacerse cargo de sus tres nietas; sin embargo, no pierde la esperanza de que su hija aparezca pronto.

Estela Zepeda Macías, madre buscadora.
Mario C. Rodríguez
Estado de México /

Luego de que fuera reportada la desaparición de María Fernanda Rodríguez Zepeda, en abril de 2023 en Lerma, Estado de México, su madre se hizo cargo de sus tres pequeñas nietas.

Estela Zepeda Macías, confesó que desde la ausencia de su hija se convirtió en buscadora y el reemplazo de la figura materna para sus nietas, en tanto regresa a su núcleo familiar.

En entrevista, reveló que junto a su hija, su esposo y padre de sus tres nietas, desaparecieron.

La última comunicación que tuvieron fue el 4 de abril del 2023 y al percatarse que no tuvieron más conocimiento de ellos, fueron a buscarlos a su domicilio una vez que regresaron al Estado de México el 11 de ese mismo mes.

“Están trabajando en la carpeta, se está investigando, lo cual es poco probable la verdad porque tienen pocos recursos tanto físicos, como recursos económicos para lograr con tantos casos que se han dado hacer una investigación a fondo”.
“Nadie sabe nada, nadie vio nada, nadie comenta nada, sin embargo, pues fueron sacados de su domicilio con violencia”.

María Fernanda se desempeñó como trabajadora de un comedor de la zona industrial de Lerma, en donde fue auxiliar de un chef; mientras que Daniel, al momento de su desaparición, era ayudante en una tortillería en la que repartía los pedidos.

Ambos vivían en unión libre desde hace nueve años y son padres de tres pequeñas de siete, cuatro y dos años de edad respectivamente, que actualmente son cuidadas por su abuela.

Pidió apoyo al estado, pero no ha llegado y únicamente recibió canastas alimentarias por parte del municipio en el que residía, pero tuvo que escapar por temor a alguna represalia.

“Me siento desamparada la verdad porque son tres niñas, yo tuve que abandonar Lerma por seguridad de ellas, estoy rentando esta casa y en algún momento dado he tenido apoyo de algunos familiares, pero no va a ser un constante, no sé hasta cuando pueda continuar así”.

Cuida a sus nietas como si fueran sus hijas

Estela tiene el compromiso de no dejar en el desamparo a sus tres pequeñas nietas, que son la herencia vida de Fernanda y Daniel: es por eso que, desde la desaparición, se desarrolla como su cuidadora.

“Volver a empezar porque mi hija más pequeña ya tiene 25 años, entonces estoy empezando nuevamente con una niña de siete años, con llevarla a la escuela, sin hacer tareas, es muy desgastante, pero lo hago con todo el amor en nombre de mi hija, con todo el amor del mundo porque adoro a mis nietas, desde antes, desde siempre, pero ahora con doble amor, con doble intención, porque quiero que su mamá donde esté, quiero que sepa que están bien cuidadas”.

La vida de Esther cambió totalmente desde la desaparición de su hija y durante el trayecto se unió al colectivo Flores en el Corazón, de quien ha recibido el apoyo.

“No tenemos ni idea, cuándo no estamos en esta situación de los que viven estas mamás. Del dolor que nos acompaña y tener que seguir porque tenemos la fe de encontrarlos y me ha cambiado mucho la vida, es desgastante físicamente, nos empiezan a salir enfermedades y achaques, nos desgasta económicamente porque aunque no tengamos recursos vamos a donde nos convoquen, vamos porque queremos encontrar a nuestros hijos, a nuestros seres amados”.

Actualmente, vive en un municipio distinto a Lerma y vende ropa por redes sociales, para apoyarse económicamente.

“En la medida que puedo comparto aquí en el fraccionamiento en donde vivo algunas prendas, algunas fotos de ropa, de zapatos ya está. Eso se me hace complicado porque lo tengo que ir a entregar a domicilio y aunque sea aquí dentro del fraccionamiento llevo a tres niñas a cuestas y son pequeñas”.

RM

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.