Carmen se casó y formó una familia, pero tiempo después su ex pareja le arrojó ácido

Historia de vida

"Perdí completamente el rostro, la parte derecha del cuello, estoy quemada del tórax, el pecho, los brazos, las piernas y el estómago".

Pidió ayuda a las autoridades de la Ciudad de México pero le fue negada.

Zuleyma García

Carmen "N" vivía con su familia en Ixtapaluca, Estado de México, y conoció al que parecía el amor de su vida, formó una familia y se fue a vivir a la capital del país.

"Todo parecía ir bien", recuerda, pero de un momento a otro comenzaron los insultos y las agresiones, en más de una ocasión pidió ayuda a las autoridades de la Ciudad de México pero le fue negada, minimizaron la situación; así que Carmen decidió dejarlo y regresar con su familia.

El 20 de febrero de 2014 cuando ya no vivían juntos, él la buscó, presuntamente quería quitarle a la hija de ambos, dentro de la discusión el sujeto, ahora detenido, le arrojó acido en la cara y el cuerpo.

“Yo perdí completamente el rostro, la parte derecha del cuello, estoy quemada del tórax, el pecho, los brazos, las piernas y el estómago, son lesiones que ponen en riesgo mi vida, no solo en la cuestión de salud, sino también en la cuestión de salud mental”, dijo.

Fue revictimizada por las autoridades

Además de ser atacada, Carmen asegura que fue revictimizada, asegura que, al momento de su denuncia, el ministerio público y el médico legista minimizaron la situación.

“Los ataques con ácido en el país no estaban considerados, el médico legista clasificó mis lesiones como simples que no ponían en riesgo mi vida y son permanentes y cada vez que entraba a una cirugía sí estaba en riesgo mi vida”, detalló.

Al salir del hospital, “me enfrenté a una situación horrible, intenté buscar mi carpeta de investigación y resulta que no se podía hacer nada, porque dicen que no había un caso similar al mío que no había otros ataques con ácido”.

Solo cuatro casos han sido reconocidos; Carmen ha contabilizado 16

La víctima aseguró que a lo largo de los años se ha convertido en investigadora, pues por sus propios medios ha trazado una línea de investigación que le ha permitido conocer más casos como el de ella, casos que asegura las autoridades no reconocen.

“He puesto lo más posible para que detuvieran a mi agresor, hasta el año pasado las autoridades solo reconocían cuatro ataques con ácido y en mi andar he contabilizado 16”.

Desde hace siete años cuando fue atacada Carmen comenzó una lucha, para exigir que los ataques con ácido fueren reconocidos como un delito y fueran castigados.

En marzo de este año la Cámara de Diputados aprobó modificar la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, para establecer que entre los causales de violencia física los actos que se comenten con alguna sustancia corrosiva o tóxica. La minuta pasó al Senado para ser ratificada.

“A mí me hubiera gustado ser la última mujer agredida con ácido y ser la última mujer agredida de esta manera, de un ataque de odio que perpetraron a mi vida, sin embargo, no es así, es una lucha de hartazgo, de que exigimos justicia, no solo para mi sino para todas las mujeres violentadas”, dijo
Queda detenido...
El agresor de Carmen fue detenido en otro estado de la república, el pasado jueves 7 de mayo, hecho que le brinda una esperanza de obtener la justicia que ha buscado desde hace siete años.


KVS

NOTAS MÁS VISTAS