Críticas a vacuna de Johnson & Johnson amenazan campaña de vacunación en EU. ¿Es buena o no?

Autoridades de salud están preocupadas de que los pacientes no quieran aplicarse la vacuna de una sola dosis, causando que se desperdicie y se entorpezcan los esfuerzos de vacunación.

La vacuna contra el covid-19 de Johnson & Johnson es una de las más esperadas a nivel mundial. (Reuters)

Milenio Digital y Agencia AP

Más de 50 millones de estadunidenses han recibido al menos una dosis de las vacuna contra covid-19 de Pfizer o Moderna. Hasta ahora se ha creado una gran fidelidad hacia estas marcas, pero eso está por cambiar con la llegada la vacuna de Johnson & Johnson.

Esta nueva vacuna ha sido catalogada como parteaguas en los esfuerzos de vacunación ya que requiere una sola dosis en vez de dos aplicadas con semanas de diferencia. Además no es necesario congelarla, haciéndola una mejor opción para las comunidades rurales o que tienen acceso limitado a instalaciones de salud y de almacenamiento.

Mientras varios están emocionados por sus virtudes, otros han criticado a esta nueva alternativa. En parte por la falta de claridad sobre su eficacia y en otra porque el 2 de marzo la Conferencia de Sacerdotes Católicos de los Estados Unidos pidió evadir la vacuna de Johnson & Johnson porque usa células creadas en laboratorios que son clones de tejidos fetales de abortos realizados en 1980.

Si los estados no planean cómo se distribuirán las vacunas de cada marca el resultado podría ser una pesadilla de pacientes frustrados y vacunas desperdiciadas.

Expertos especializados en operaciones de salud, análisis de datos y coordinación de cadenas de suministro de la fuente The Conversation analizaron las políticas de distribución de vacunas contra el covid-19 en Estados Unidos. Su estudio muestra que hay mucho potencial en una vacuna de una sola dosis, pero que no se pueden ignorar las críticas hacia la de Johnson & Johnson durante la toma de decisiones de planeación y distribución.

Nivel de eficacia de la vacuna de J&J

El factor principal que complica la aceptación de la vacuna de Johnson & Johnson es que su nivel de eficacia es de solo 66 por ciento, mientras que las de Pfizer y Moderna presentan niveles de al menos 90 por ciento.

Comparar esos números no es tan fácil ya que las pruebas clínicas se condujeron en diferentes momentos. Las de Pfizer y Moderna se hicieron antes de que se reportaran muchas de las nuevas variantes del coronavirus y las de J&J después. Consecuentemente Johnson & Johnson tiene evidencia de que su vacuna funciona en contra de las variantes británica, sudafricana y brasileña, mientras que las otras farmacéuticas no.

En términos de prevención de enfermedad grave, hospitalización y muerte, la vacuna de J&J es comparable a las de Pfizer y Moderna. Dada la escasez en el suministro de vacunas lo mejor es que los pacientes acepten cualquiera de las tres en cuanto puedan.

Rechazo evidente y preocupante

Según una encuesta hecha en enero por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC), al darle a escoger entre las vacunas de dos dosis y la de J&J, el 60 por ciento de los participantes dijeron que preferían las primeras y solo el 7 por ciento dijo que la segunda.

De los que prefirieron las primeras, el 72 por ciento está dispuesto a esperar hasta un mes entre dosis que aplicarse la vacuna de una sola dosis.

Consecuencias graves

En la Unión Europea el 80 por ciento de las dosis de la vacuna hecha por Astra Zeneca (que también tiene un nivel bajo de eficacia y no está aprobada en los Estados Unidos) está siendo desperdiciada ya que mucha gente, incluyendo los doctores, creen que es inferior a la de Pfizer.

Estrategias para que se acepte más la vacuna de Johnson & Johnson:

The Conversation sugiere a las autoridades de salud tomar las siguientes medidas con base en su estudio: 

  1. Informar a la gente qué vacuna recibirá en cuanto agende su cita para la vacunación. Eso evitará que se rechacen vacunas una vez en los sitios y se pierda tiempo y dosis.
  2. Aplicar un solo tipo de vacuna en cada sitio. Eso permitirá que la gente elija el lugar según la vacuna que prefiere y se evitarán cancelaciones de último minuto. También ayuda a facilitar el proceso de aplicación y a evitar errores de manejo.
  3. Ofrecer a las personas de áreas rurales, donde sería más conveniente aplicar la vacuna de J&J, la opción de trasladarse una distancia razonable hacia sitios donde estén disponibles las vacunas de Pfizer y Moderna para que no se sientan obligados a consumir la primera. Esto ayudaría a disminuir la desconfianza y daría la oportunidad a la gente de hacer una elección informada.
  4. Ser más transparentes acerca de las diferencias entre las tres vacunas y educar al público sobre la efectividad de la de Johnson & Johnson. El enfoque debería estar en sacar ventaja de todas las vacunas para poder alcanzar la inmunidad de rebaño lo más rápido posible.

pmm

NOTAS MÁS VISTAS