“En el difícil viaje de reevaluación hay esperanza”: Juan Carlos Castro

Nacido en León, Guanajuato, ahora vive en la ciudad de Nueva York; trabajó para Vogue y actualmente es director creativo de Facebook e Instagram, así como maestro de meditación en el Instituto MNDFL.

Juan Carlos Castro en revista M | Especial

Lorena Pontones y Sarah Gore Reeves

Juan Carlos tiene más de 20 años de experiencia en moda y belleza, ha trabajado para la revista Vogue y agencias como R/GA y Grey. Aparte de su trabajo comercial, tiene un estudio de arte, y su trabajo ha sido exhibido en diversas galerías de Nueva York, Boston, Cannes y Ciudad de México. Cuando no está creando una campaña para Instagram, practica meditación e imparte talleres en Facebook para mantener la calma y el balance, creando un espacio de innovación dentro de la compañía.

“La gente me pregunta a menudo cómo navego entre mundos tan diferentes como director creativo y profesor de meditación Mindfulness. La verdad es que para mí estos dos mundos aparentemente conflictivos se alimentan entre sí. Una cosa que encuentro particularmente importante en ambas disciplinas es la necesidad de la interrupción. Y no me refiero a la que proporciona el celular, sino al tipo de interrupción consciente, voluntaria.

“Como líder creativo he aprendido que para que llegue la codiciada gran idea, debes suspender intencionalmente todos tus métodos habituales para permitir el espacio abierto. Libre de suposiciones y de reactividad habitual puedes crear el espacio necesario para encontrar la frescura que conduce a la innovación y a la creatividad genuina. Del mismo modo, como maestro de meditación, me esfuerzo por señalar esta misma brecha vacía.

“Es la presencia de espacio entre los pensamientos lo que eventualmente reconoces a medida que disminuyes el pensamiento obsesivo. Me parece que en esa conciencia sin palabras puedes descubrir una quietud que calma el sistema nervioso y lo conduce al mismo terreno fértil que da luz a una nueva perspectiva. Un lugar en el que se unen la creatividad y la empatía.

“Nada ha sido una interrupción mayor a nuestros hábitos de vida como esta pandemia global. Y no soy el único que siente que dentro del shock y la devastación hay una oportunidad de cambio y crecimiento. Para mí parece una invitación urgente a cuestionar la totalidad de lo que consideramos real.

“Creo que dentro del difícil viaje de reevaluación profunda podemos encontrar esperanza: la posibilidad de darnos cuenta de la verdad de nuestra interdependencia global, la aspiración de resurgir y reimaginar un mundo que reconoce y representa la sabiduría colectiva del corazón humano”.

​bgpa

NOTAS MÁS VISTAS