Eva Jospin, reimaginando la naturaleza

Para su primera exposición en México, en la Galería Mariane Ibrahima, la artista francesa utiliza materiales poco convencionales como los inesperados protagonistas de sus paisajes forestales y arquitectónicos: el cartón corrugado.

Fotografía: Alum Gálvez
Sarah Gore Reeves y Daniela Gutiérrez
M revista de Milenio /

El cartón corrugado es un material conocido por todo tipo de creativos, desde arquitectos hasta artistas. Siempre presente en los pisos y mesas de talleres, es común que termine en un cesto de basura; no para Eva Jospin. La artista lo utiliza como protagonista de sus paisajes forestales y arquitectónicos.

El trabajo de Eva Jospin se caracteriza por la meticulosa atención al detalle y su capacidad para recrear la naturaleza a través de capas y texturas de papel. Sus obras son verdaderas narrativas visuales, invitando al espectador a sumergirse en paisajes imaginarios y evocadores. 

En su primera exhibición en México, para la recién inaugurada galería Mariane Ibrahim, Jospin nos sumerge en el cautivador mundo de Folies. Esta exposición revela la amplitud de su práctica artística y representa la culminación formal, material y conceptual de todo su trabajo hasta la fecha. Con dibujos, esculturas, tapices y una instalación inmersiva creada específicamente para la galería, Jospin crea representaciones de cuevas, bosques y ruinas arquitectónicas que evocan lo sublime, lo sobrenatural e incluso lo mágico, con formas orgánicas y un toque de sensualidad que se lee entre líneas, alcanzando nuevos horizontes de innovaciones creativas.

Durante más de una década, Jospin ha perseguido la manipulación del cartón corrugado, logrando transformaciones de una precisión mimética. La imagen de las capas, resultado de una lenta sedimentación geológica, ofrece una metáfora adecuada para describir su obra en conjunto: cada elemento se acumula a lo largo del tiempo y se funde con otros para construir una estructura sólida y unificada al materializarse en el paisaje opaco del cartón. Cada uno de estos estratos aporta sedimentos que, a través de la práctica, la repetición de una misma idea, su ejecución en distintos momentos y, finalmente, su perfeccionamiento, dan forma a un universo propio.

Fotografía: Alum Gálvez

Folies ocupa ese espacio liminal entre el dibujo y la escultura, la naturaleza y el artificio, lo bello y lo insólito. Sus obras funcionan como los cuentos de hadas y el folclor, transportándonos a un escenario fantástico en el que la naturaleza, con frecuencia personificada por el bosque, sirve como telón de fondo para lecciones de vida, advertencias, relatos de transgresiones humanas y moda.

Sumado a esto, la artista fue quien bajo el total consentimiento y confianza de Maria Grazia Chiuri, dio vida al gran escenario barroco del desfile de la colección primavera-verano 2023 de Dior. Las grutas y cuevas en cartón corrugado mostraron de manera implícita un misterio y feminidad que recreaban lugares a lo largo de Italia, en donde la las fuerzas de la naturaleza han sobrepasado a las del hombre.

Jospin magnifica la ambigüedad como una poderosa herramienta para capturar el espíritu de la ilusión en su obra y, al igual que los cuentos de hadas, nos invita a una experiencia que abarca lo dulce y alegre, así como lo ominoso y aterrador.

La exposición estará disponible hasta el 9 de septiembre, en la galería Mariane Ibrahim, ubicada en Río Pánuco 36, Col. Renacimiento, Cuauhtémoc, Ciudad de México.

Escanea el código y suscríbete a nuestro newsletter.

Código QR



HC

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.