La danza es un reencuentro con el humanismo: Jaime Hinojosa

Para conmemorar el 25 aniversario de la Compañía de Danza Contemporánea Mezquite, este sábado se estrenará la obra “Caja de Juguetes” en el Teatro Nazas.

La Compañía Mezquite tiene nuevos integrantes, de quienes se busca que armen sus nuevos proyectos. | Manuel Guadarrama

Lilia Ovalle

Para el año 2022, el ejercicio que realiza Jaime Hinojosa a través de la danza contemporánea en la región, primero con la Compañía Mezquite y luego con la institucionalización de la Escuela Municipal de Danza Contemporánea, se podrá resumir un cuarto de siglo donde el maestro se empeñó en abrir nuevos caminos para que corriera la danza como si se tratara de un hebrero empeñado en saciar la sed en el desierto. 

Este sábado a las 20:00 horas y con entrada libre, Mezquite retoma el escenario del Teatro Nazas con la obra “Caja de Juguetes”, por lo cual los bailarines que integran la compañía se mantienen en ensayo. Jaime Hinojosa, director de la compañía Mezquite y de la Escuela Municipal de Danza Contemporánea, nos permitió un tiempo para conversar sobre esos 25 años de trabajo continuo a favor del arte en movimiento. 


“Más allá de lo que haya o no logrado a estas alturas, todo se ha convertido en una reflexión. Estuvo un poco curiosa la última función que hicimos, no fueron las condiciones adecuadas y vi que los muchachos salieron muy cabizbajos. A mí me ha pasado con funciones lamentables con Ballet Independiente y aquí nunca nos había pasado”, dijo.

La reflexión de la danza

“Les contaba que lo más importante de esta función, que es la primera que nos sucede en situaciones adversas de horario, de espacio, de público, es el pensar en qué momento estamos parados frente a nuestra creación, nuestras emociones y frente al puente que tiene que unir a la razón con el corazón porque esa es la reflexión de la danza”, señaló. 

“A través de ella buscamos y justificamos el reencuentro con el humanismo, con lo que se está perdiendo. No puede ser que el valor de la vida esté en el dinero, la homologación, en qué tienes o no. Debemos pensar en qué hacer y para qué basándonos en el trabajo creativo que nos pueda acercar a lo que se entienda por dios o por naturaleza”, mencionó. 

La Compañía de Danza Contemporánea Mezquite tiene nuevos integrantes y atiende a la premisa de que esta disciplina es movimiento. 

“Hay jóvenes nuevos y quiero que armen sus propios proyectos pero es importante también pasar por una compañía que no es la escuela y saber de qué se trata para ver si se avientan a hacer una. Me hacen muy feliz y no ha sido en balde: han sido 25 años brutales, como es la vida”, dijo.

Jaime Hinojosa llegó con su oficio a picar piedra en La Laguna, donde él mismo decía que la danza contemporánea era un estreno mundial. 


Pero en más de dos décadas formó un capital cultural invaluable al formar a jóvenes dentro de una compañía y luego una escuela con nivel licenciatura. Para los 25 años de Mezquite se estrenará una función y se publicará un libro. Hinojosa sabe que el individuo libre no deja nunca de buscarse. Lo otro sería el olvido. Y en su caso la creación escénica está impregnada de incertidumbre, es por eso que le cuesta asumirse en la certeza.

Abrir caminos

“Ahora que hay nuevos cuadros, nuevos bailarines haciendo danza, teatro, proyectos independientes, la escuela crece, habrá una nueva generación en diciembre de egresados, hay que abrirles el camino no ya a través de la enseñanza sino en el encontrar un modus que les permita vivir de la profesión porque la cultura crea riqueza”, sostuvo. 


Para los 25 años de danza en La Laguna a través de Mezquite y hoy de la Escuela Municipal, se proyectan festivales, concursos de coreografía y cursos de verano. En ese contexto el maestro anticipó que, para que continúe la danza, deberá buscar caminos para que sepan que se puede vivir de esta disciplina.

CALE

NOTAS MÁS VISTAS