Mariachi Samurai: ¿en Japón cantan bien las rancheras?

Música

Desde el otro lado del mundo, varios músicos amantes de la cultura mexicana llegaron a Jalisco, donde se realiza el Encuentro Internacional del Mariachi.

Además de liderar el Mariachi Samurai, Sam Moreno abrió un restaurante mexicano en Tokio.

EFE

El amor por la historia y la cultura mexicanas motivó a un grupo de músicos japoneses a conformar un mariachi y viajar miles de kilómetros para participar en el Encuentro Internacional del Mariachi, que se desarrolla hasta el 2 de septiembre en Jalisco.

Vestidos con los trajes típicos de charro, los 10 miembros de la agrupación Mariachi Samurai llegaron hasta el centro histórico de Guadalajara para ofrecer un concierto ante cientos de personas.

Sam Moreno, fundador del mariachi, habla muy poco el español, a excepción del que pronuncia cuando interpreta canciones mexicanas. Esa limitante no le impide intentar comunicarse con el público, al que anima a gritar y a seguir las melodías.

Las letras de canciones como "El rey" y "La bikina" suenan distintas cuando se conjugan con el acento de los intérpretes, pero el entusiasmo de los músicos anima a cantarlas.


Mexicano por adopción

Moreno cuenta que desde joven es admirador de la cultura y la música mexicanas. Ese interés lo llevó primero a interpretar las canciones de mariachi como solista y luego a formar su propio grupo.

"México tiene mucha cultura, comida, baile y también mucha historia en sus edificios; todo eso nos interesa mucho", cuenta, ayudado por una traductora.

Su amor por el país es tal que abrió un restaurante de comida mexicana en su natal Tokio, donde el mariachi tiene presentaciones de manera regular.

"Parecen ser [culturas] distintas, pero a mí me encanta la música mexicana; hasta tenemos un restaurante mexicano en Japón. Yo quería unir estas dos culturas. A lo japoneses nos gusta aprender de otras culturas, y que aunque estemos vestidos así de charros y la gente no sepa qué es, les gusta", explica.

​Al principio, cuando iniciaba con las actuaciones del mariachi, Moreno y sus músicos interpretaban las melodías en su idioma, pero se dio cuenta de que no transmitían "el mismo sentimiento" y decidió aprenderlas en español.

"No es lo mismo cantar en japonés las mismas canciones; por eso quería cantar en español y aprendí el sonido para poder cantarlas, y quiero seguir haciéndolo así", comenta.

En 2006, Moreno conoció en Tokio a Rubén Fuentes, compositor de algunas melodías del folclor mexicano. En el encuentro el japonés reafirmó su amor por la música de este país y prometió a Fuentes que viajaría a México tan pronto como pudiera. Dos años después se presentó con su mariachi en Guadalajara.

Este año el mariachi vuelve con un mayor repertorio de melodías y con composiciones propias, explica Sawaka Katalyna, la cantante principal del conjunto.

"Sí, tenemos canciones originales que componemos y de vez en cuando están en japonés y también en español; son unas canciones mixtas", dice Katalyna en perfecto español, resultado de la década que vivió en este país.

Con el Teatro Degollado como telón de fondo, el Mariachi Samurai interpreta sus canciones mixtas, en las que mezcla frases de ambos idiomas.

Sin entender completamente, el público observa, escucha y al final les aplaude con mucho ánimo. Algunos los felicitan por difundir la música mexicana, además de tomarse la foto del recuerdo con ellos.

Los japoneses son uno de los principales atractivos del Encuentro Internacional del Mariachi, que durante una semana reúne a músicos de Ecuador, Bolivia, Colombia, Croacia, Italia, Suiza, Australia y Estados Unidos, entre otros países, en recitales públicos que buscan fomentar esta tradición representativa de México.


ASS

NOTAS MÁS VISTAS