¿Por qué los tatuajes no se pueden borrar?

Investigadores franceses descubrieron la razón por la cual los tatuajes quedan indelebles en la piel a pesar de la constante renovación de las células.

Milenio Digital

Investigadores franceses descubrieron que cuando las células de la piel mueren, pueden pasar la tinta o el pigmento de un tatuaje hacia las nuevas células, lo que hace que el tatuaje se mantenga sobre la dermis renovada incluso en el caso de que se aplique algún procedimiento láser para borrarlo, reportó Interesting Engineering.

TE RECOMENDAMOS: Este tatuaje puede medir tu rimto cardiaco y temperatura

Sandrine Henri y Bernard Malissen, líderes del equipo de investigación del Centro de Inmunología de Marsella-Luminy, informaron que mediante ingeniería genética desarrollaron un ratón y le tatuaron la cola. La tina fue absorbida por los macrófagos (células del sistema inmunológico alojadas en los tejidos de la piel conocidos como “grandes comedoras”), pero aún después de la muerte de estos macrófagos el tatuaje no cambio.


Las heridas que causa la aguja del tatuador atraen a los macrófagos que fagocitan la tinta (Especial)

La investigación mostró que la causa de la permanencia o reaparición del tatuaje se debió a que nuevos macrófagos, que son derivados de células madre de la médula ósea, reabsorbieron el pigmento segregado por los macrófagos muertos en una lapso de unas cuantas semanas.

Estudios previos habían confirmado que los macrófagos ingieren y destruyen bacterias, células dañadas y eritrocitos gastados (glóbulos rojos o hematíes) en el proceso llamado fagocitosis, y que esto macrófagos son atraídos por las heridas causadas por la aguja de la máquina tatuadora.

Los macrófagos entonces absorben la tinta o el pigmento del tatuaje de la misma manera que absorben o fagocitan los patógenos que invaden el cuerpo, con el fin de mantenerlo inmune a las enfermedades.

El equipo de investigación también observó que el ciclo de captura del pigmento y secreción del pigmento (por el macrófago original), y la recaptura del pigmento (por el nuevo macrófago) es un proceso continuo.

TE RECOMENDAMOS: ¿Qué hacer con un paciente grave que se tatuó 'No resucitar'?


Las células macrófagas fagocitan la tinta del tatuaje pasándola de generación en generación (Especial)

Esto pudo confirmarse cuando transfirieron una parte del tatuaje de la piel de un ratón a otro ejemplar, y luego de seis semanas, el ratón receptor mostró haber absorbido el pigmento.

“Pensamos que cuando un macrófago muere durante el curso de su vida adulta, la carga del pigmento que había absorbido es recapturado por los macrófagos vecinos asegurando así la dinámica manera en que el tatuaje permanece estable a muy largo plazo”, comentó Sandrine Henri.

El descubrimiento abre también nuevas posibilidades para perfeccionar el procedimiento láser para borrar definitivamente un tatuaje sin esperar su inevitable reaparición.


*Con información de www.interestingengineeering.com

AG

NOTAS MÁS VISTAS