Libertad condicional de Antonio Brown termina un año antes por buena conducta

El asunto criminal del receptor de los Buccaneers de Tampa Bay, derivado del altercado con un conductor de un camión en movimiento, finalizó el martes

Antonio Brown, jugador de la NFL (Reuters)

Agencia EFE

La libertad condicional de Antonio Brown, receptor abierto de los Buccaneers de Tampa Bay, terminó un año antes, y el asunto criminal derivado de su altercado con un conductor de camión en movimiento finalizó el martes, dijo el abogado de Brown, Sean Burstyn.

El jugador fue acusado de agredir al conductor Anton Tumanov el 21 de enero de 2020, cuando este último entregaba artículos en su casa.

Brown se declaró inocente y fue sentenciado a dos años de libertad condicional por un cargo de robo con allanamiento de morada, un año por un cargo de agresión, un delito menor, y seis meses por un cargo de actividad criminal. En cambio, la libertad condicional de Brown termina después de solo un año.

"En una demostración más del arduo trabajo de Antonio Brown y el gran progreso desde su suspensión de la NFL, nos complace informar que su adjudicación retenida es ahora definitiva y que ha completado su libertad condicional un año antes de lo previsto", dijo Burstyn en un comunicado que se publica en varios medios de comunicación.

"Debido al excelente trabajo de Kelly y Carson Hancock, los abogados penales de Brown, en Broward, ese desafortunado evento quedó atrás", agrega. Dice que de ahora en adelante "No vemos nada más que cielo azul para AB".

En una moción presentada en la Corte del Condado Broward, se dijo que Brown "se comportó de manera ejemplar mientras estaba en libertad condicional" y que "no ha habido presuntas violaciones o audiencias de reprimenda", de acuerdo con lo que el entrenador en jefe de los Buccaneers, Bruce Arians, describió como "ciudadano modelo", después de que Brown firmó con el equipo después de una suspensión de ocho partidos en el 2020.

Como parte de su libertad condicional, se le pidió a Brown que completara 100 horas de servicio comunitario y se sometiera a un curso de manejo de la ira de 13 semanas.

"Este es un punto culminante significativo en la redención de Antonio Brown, quien ha cumplido sus promesas y continuará haciéndolo", dijo Burstyn.

Pero Brown aún enfrenta una demanda civil presentada por Tumanov, quien busca 25 mil 100 euros (30 mil dólares) en daños por lesiones corporales y angustia mental como resultado del altercado.

En abril, Brown resolvió una demanda civil presentada por la exentrenadora Britney Taylor, que lo acusó de conducta sexual inapropiada en tres ocasiones distintas.

FCM

NOTAS MÁS VISTAS