La nueva generación de España es pura vida

La Roja no tuvo piedad de Costa Rica, al que goleó de forma tajante; el equipo de Luis Enrique presentó su candidatura para pelear por cosas grandes

Gavi y Alejandro Balde debutaron en un Mundial con España. MEXSPORT
Redacción
Doha, Qatar /

España se presentó en Qatar como una de las selecciones más jóvenes del Mundial. Ha consumado un cambio generacional y por esa razón había dudas sobre lo que podía mostrar el equipo de Luis Enrique. Y lo que ofreció fue una exhibición de futbol. Una goleada contundente por 7-0 sobre Costa Rica

La savia nueva de La Roja tiene los conceptos de la vieja guardia, la juventud que tiene el cuadro español arroja una cuota de vértigo, derrocha frescura en la cancha, un baño de energía los 90 minutos, pero, sobre todo, futbol de alta calidad. 

A los chicos de España parece darles lo mismo que se encuentren en el máximo escenario del futbol mundial, ellos ven la pelota y se les iluminan los ojos, devuelven el deporte a su sentido más lúdico. Y si en algún momento necesitan de un bajón ahí está un tipo como Sergio Busquets que representa a la vieja guardia y que ayuda a dosificar el ímpetu de los pequeños. 

Divino tesoro

En los tiempos en los que se habla de que el retiro de Lionel Messi y de Cristiano Ronaldo está más cerca, irrumpen figuras como Pedri, Gavi o Alejandro Balde. Que no se malinterprete, estos chicos no pretenden ser los herederos de esos monstruos del futbol, pero sí que levantan la mano como jugadores que ofrecerán al mundo momentos de magia. 

El balón ha vuelto a ser el eje de España, circula en el campo como si fuera un péndulo, salida limpia, el futbol de posesión con el pase como sello de identidad le dan sentido a La Roja.

Ante Costa Rica, apenas sonó el silbato y España se lanzó en busca del gol. Los ticos empezaron a sufrir, sin saber que por delante se les venía un huracán de futbol. No tuvieron tiempo de saborear su estreno en Medio Oriente, tampoco de disfrutar de la pelota, esa fue de La Roja. Es más, el conjunto centroamericano no se le acercó a Unai Simón.

Golpe a golpe

A los 11 minutos Dani Olmo abrió el marcador, el delantero del Leipzig hizo un gran control de espaldas y se acomodó la pelota, cuando Keylor salió a achicarle, le tocó el balón por encima. Golazo que dio confianza a los españoles y metió la duda a los ticos

El concierto español lo dirigía Busquets, con los cambios de orientación, ayudado por los laterales que se la pasaron todo el tiempo jugando en campo contrario. Alba se agregó y mandó una diagonal que Marco Asensio remachó de primera. 

El castigo lo aumentó Ferrán Torres desde el manchón penal por una falta sobreJordi Alba. En media hora España apenas se había despeinado y ya tenía el partido finiquitado. Fiel a su estilo, no pisó el freno, todo lo contrario, mantuvo la aceleración en el complemento.

Ferrán aprovechó los nervios de la defensa y marcó el cuarto cuando se anticipó al portero y a un defensa. El quinto fue para Gavi, un chico imberbe que juega como si tuviera años de experiencia en la espalda.

Y los que salieron del banco como Carlos Soler y Álvaro Morata también se dieron un baño de confianza, sus anotaciones le dan más fuerza al equipo y aumentan la baraja de recursos.

Sí, es el primer partido, es verdad que el rival no fue el de mayor envergadura, pero el Mundial ha enseñado en algunos juegos que no hay adversario pequeño y España ha mandado un mensaje claro: su nueva generación disfruta y hace disfrutar. 


NOTAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.