Dominick Reyes va por su redención contra Jiri Prochazka

El ex contendiente por el título semicompleto del UFC, Dominick Reyes enfrenta al peligroso Jiri Prochazka en busca de una nueva oportunidad al título

Dominick Reyes (UFC)

Carlos Contreras Legaspi

Para muchos, Dominick Reyes venció al entonces campeón de las 205 libras Jon Jones en febrero de 2020 y aunque él se siente seguro de haberlo superado en cinco rounds, salió sin el cinturón.

Este sábado tiene una oportunidad de acercarse de nuevo, luego de perder con Jan Blachowicz por la faja que dejó vacante Jones tuvo que regresar a sus bases, alejarse de las redes sociales y toda la negatividad que lo acompañó en el último año.

El regreso no podría ser con un rival de menor nivel, pero lo tomó ante una máquina de noquear rivales, el checo Jiri Prochazka, quien debutó en el UFC con una finalización ante Volkan Ozdemir.

“Él es el top 5 de la división, no quería a nadie fuera del top 5 y creo que es una pelea que me puede dar la oportunidad directa al título. Sé que Glover Teixeira tiene la siguiente y lo respeto, pero yo quiero volver por el cinturón”, dijo Reyes a La Afición.

Blachowicz fue dominante al vencerlo, pero Reyes sabe que su cabeza no estaba en el lugar correcto cuando se enfrentaron en Abu Dhabi el año pasado.

“Solo regresaré a lo que hacía antes, uno de mis hermanos no estará en el campamento, es el único cambio. Quiero ser el que era antes”, explicó.

Reyes asegura que a cada lugar al que va la gente siempre le comenta que venció a Jones, que debió ser el verdadero campeón, pero nada se compara con tener el cinturón en realidad, por eso se empeñó en conseguir será revancha de lo sucedido en UFC 247, cuando cayó por decisión en Houston.

“Fue muy frustrante, trabajé mucho para esa revancha y la verdad es que era una pelea de mucho dinero. Con toda la controversia y lo cerrada que fue la primera era una pelea que iba a vender muchos pagos por evento. Jon siempre pide la pelea del dinero, esa era la pelea del dinero”, consideró el mexicoestadunidense.

También asegurá que ese tren ha partido, ya que Jones ha subido al peso completo y no solo esta seguro de que no regresará a las 205 libras, sino que el final de su carrera está muy cerca.“Creo que será la última pelea de Jon, sobre todo si gana, podrá decir que es el mejor de todos los tiempos. Sea como sea creo que será su pelea de retiro”, compartió.

Reyes sabe la importancia del compromiso de este sábado en el UFC Apex, pues su legado como atleta está en juego: “Sabes, cuando era niño en casa no veíamos muchos deportes, pasábamos todo el tiempo jugando béisbol o futbol americano o lo que fuera. Mis padres veían las peleas de Juan Manuel Márquez o de Óscar de la Hoya, pero yo en realidad era muy fan de Holyfield, el era mi boxeador favorito, ese es mi modelo”, explicó.

Se desarrolló en un hogar mexicano, en el sur de California donde los Dodgers eran religión, pero cuando decidió hacer una carrera profesional en el MMA, le tomó tiempo encontrar una referencia con la que pudiera identificarse: “Con Caín Velásquez, nuestros estilos son muy diferentes. El tenía un gran cardio y lucha. Esas no son mis bases. Con Henry Cejudo me impresionó su crecimiento, todo lo que desarrolló para vencer a Demetrious Johnson, luego ya no me gustó tanto todo lo que hizo en redes sociales, pero no podemos dejar de reconocer todo lo que logró”, dijo.

Reyes y Prochazka se enfrentan en el evento estelar del sábado, que puede definir al siguiente retador.


NOTAS MÁS VISTAS