‘Last Blood’: el huracán Rambo se degrada a hombre de familia

En la quinta entrega de la saga el ex combatiente enfrenta a traficantes de personas, pero hace una defensa de las mujeres.
Sylvester Stallone, Adriana Barraza, Yvette Monreal y el director Adrian Grunberg. (Alfonso Manzano)
Sylvester Stallone presentó, junto a Adriana Barraza e Yvette Monreal, la más reciente película de su personaje. (Mario Jasso/Cuartoscuro)

Libertad Ampudia

Sylvester Stallone llega con una sonrisa a la presentación de Rambo: Last Blood. Destaca que es una historia de familia, donde las mujeres toman relevancia; también aprovecha para hablar de John y Rocky Balboa, además de reflexionar sobre la tecnología y la industria cinematográfica.

“La familia es lo más importante, probablemente moriríamos por ella y esta historia habla de eso, no habla de la guerra, no habla de temas que hemos tocado en el pasado, es una historia muy personal y probablemente la más realista. Rambo finalmente tiene una familia, se dio cuenta que la guerra partió su vida y solo quiere ver a su familia crecer, pero Gabrielle (su sobrina) desaparece y él regresa al pasado, no puede creer que el mundo en el que vive se fracture.

“Rambo está solo, pero es muy gentil con las mujeres, se acerca con ellas de manera protectora; en esta película ese es el punto central, la casa la maneja la mujer y él se siente como el padre’, yo lo hago todos los días en casa, es algo con lo que me puedo relacionar, que entiendo. La vida no existe sin mujeres, así que no fue difícil, lo único que tuve que hacer fue pensar que no era una historia sobre la guerra, es sobre proteger a las dos mujeres que ama”.

Sly escribió el guión junto a Matt Cirulnick. Siempre pasó por su mente saber qué pasa cuando al guerrero ya no se le requiere, adónde se dirige y quién lo espera en casa; a que es un poco lento, solo le tomó once años –desde Rambo: el regreso en 2008– ver a este héroe llegar a casa.

“Siempre he dicho que Rambo soy yo antes del café y Rocky soy yo después del café”, señala entre risas, por eso no es fácil vivir con John; aunque ambos personajes le han dado experiencias que puede usar en su vida cuando se requiere, por ejemplo, la fortaleza. Lo que es cierto es que nunca se separa de ellos, incluso en casa llegan a decirle: ¡Cállate, Rambo!

LA INDUSTRIA

“La próxima guerra de Rambo será contra el iPhone”, expresó Stallone antes de hablar de los cambios tecnológicos en la industria cinematográfica, empezando con las facilidades que trae: recuerda que antes todo era más personal y hecho a mano, lo que involucraba ser precisos, ahora se puede grabar el doble de escenas y filmar con pantalla verde: “Yo lo intenté cuando trabajé con Robert Rodríguez (Mini espías 3-D), me decía: Un monstruo gigante viene hacia ti, no tienes miedo, pero es enorme; es difícil cuando debes crear con tu mente algo que no está ahí, yo no pude hacerlo. A mí me impresionan las nuevas tecnologías”.

LAS CLAVES

REALIDAD SOCIAL

El director Adrian Grunberg señaló que la cinta toca temas como las drogas y el tráfico de personas, realidades presentes en diversos países y que deben retratarse desde la pantalla grande. “Rambo entra en cualquier tipo de conflicto, por eso Sly como escritor quiso abordar este tema”.

REACCIONES

“Los mexicanos no podemos tapar el Sol con un dedo, el narco forma parte de la realidad del país”

Adriana Barraza

Actriz.

NOTAS MÁS VISTAS