"Me puse a llorar": Érika Buenfil habla del día que casi deja TikTok

La actriz estuvo a punto de dejar la red social porque su hijo Nicolás, de 15 años, le pidió que dejara de hacer videos "porque era para chavos".

Érika Buenfil habla del día que casi deja TikTok (Instagram).

EFE

Erika Buenfil, una de las caras más reconocidas de las telenovelas mexicanas, se ha convertido a los 56 años en la reina latina de TikTok, la red social de mayor crecimiento del mundo donde la mayoría de los usuarios son menores de 25. La actriz contó que comenzó a grabar videos cuando se dio cuenta de que su hijo Nicolás pasaba mucho tiempo haciendo imitaciones y coreografías.

"Esto me cayó por casualidad. Ni lo busqué ni me lo esperaba, pero ha sido una bendición en lo personal y en lo profesional. Llegó además en un momento muy simbólico", dijo Buenfil durante una entrevista virtual desde su casa.
"Me hice mi cuenta para ver qué estaba haciendo él y publicamos uno juntos. La pasé bien y me puse a hacer otros", dijo sobre un perfil al que le puso "Sazonando con la Buenfil", el mismo nombre de un canal en YouTube en el que publica videos de recetas.

Días después, el joven de 15 años le pidió que "dejara de hacerlos, porque era para chavos". Decidió hacer uno de despedida, escondida de su hijo. Ese video fue justamente el que la transformó de ser una actriz de telenovelas que por primera vez estaba sin salario fijo a una de las creadoras de contenido más exitosa de la red social. 

Recordó que no faltan calificativos como "vieja, ruca o ridícula" entre sus haters -como se les llama a los detractores digitales- que la quieren fuera de TikTok.

Lloró por su éxito en TikTok

Aquella noche que hizo el video escondida de su hijo, Buenfil lo publicó y no volvió a revisar las redes sociales. Tenía citas de trabajo en Televisa, donde fue estrella exclusiva durante 40 años: "Hay gente que odia que suene el celular, así que lo apagué", contó.

"De repente me empezaron a mandar mensajes por todas partes. Llegaban felicitaciones, pero yo no me di cuenta de qué se trataba hasta que llegué a la casa y pude ver el teléfono con calma y me di cuenta de que era el TikTok", confesó.

Se quedó como en "neutro" hasta que su hijo se fue a dormir y en la oscuridad de su sala rompió en llanto.

"Me puse a llorar como una boba, porque no sabía qué iba a hacer con eso. Yo tenía experiencia como actriz, en telenovelas, en teatro. Sé perfectamente hacer sesiones de fotos, alfombras rojas, pero no sabía cómo manejar eso de tener éxito por ser yo. No por un personaje", reveló.

Aún le sorprende que la viralización haya sucedido justamente cuando se cumplía un año del día en el que Televisa le informó que no le iba a renovar el contrato. Fue justamente su hijo el que la calmó, al decirle que no se preocupara, que "el chiste de Tiktok es divertirse y pase lo que pase" iban a estar bien.

Para ella, la clave de su éxito ha sido "la autenticidad", pues a veces se "arregla", a veces no. No es la actriz ni la mamá ni la famosa. Es sencillamente Erika y lo disfruta.

"Me están buscando marcas para que trabaje con ellos en TikTok, pero yo no estoy dispuesta a que me dirijan. Si acepto algo es con la condición de que to tome todas las decisiones", reveló.

amt

NOTAS MÁS VISTAS