Una persona humilde: Roberto Tapia recuerda cuando conoció a 'El Chapo' Guzmán

El cantante Roberto Tapia recordó cuando conoció a Joaquín Guzmán Loera y aseguró que "El Chapo" es una persona humilde.

Roberto Tapia aseguró a "El Chapo" le gusta uno de sus corridos (Especial).

Milenio Digital

Algunos cantantes han revelado que en diversas ocasiones se han reunido con narcotraficantes para amenizar sus reuniones, pero muy pocos han contado que tuvieron la oportunidad de conocer a Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, como Roberto Tapia, quien recientemente mencionó los detalles del día en que platicó con el narcotraficante.

En una entrevista con Ernesto Barajas, el cantante Roberto Tapia, quien es gran amigo de Rafael Amaya, contó que conoció a El Chapo gracias a la música, además dijo que el narcotraficante es una de las personas más humildes que ha conocido.

“Es una persona, en mi experiencia, de las más humildes que he conocido en mi vida. Si tomamos en cuenta el personaje, porque una persona que tiene ese tipo de poder, de dinero, normalmente te imaginas que son personas arrogantes, que no los puedes ni saludar cuando no los conoces. Todo lo contrario”.

El cantante aseguró que tal vez muchas personas no crean lo que dice de Joaquín Guzmán Loera, pero cuando lo conoció, el narcotraficante lo trató con amabilidad.

“Es de las personas más educadas que he conocido. Muchos podrán decir: ‘Estás güey lo que dices’, pero me importa purititita madre lo que digan porque hablo de mi experiencia. Los otros si tuvieron otra experiencia, cada quién (…) Siempre una chula de persona conmigo”.

Finalmente, Roberto Tapia contó que El Chapo le agradeció por el corrido “El hijo de la tuna”, el cual está inspirado en la vida de Joaquín Guzmán Loera.

“Me dijo: ‘Oiga, ese corrido, ¿Quién le dio la información?’ porque el señor siempre hablaba con la mirada muy seria, pero era su forma. Y me dice: ‘La verdad quiero decirle que es el corrido que más me gusta que me hayan hecho a mí’ y le digo: ‘No, la verdad para mí es un privilegio, muchísimas gracias’. Y me dice: ‘No, es que ese corrido me recuerda todo lo que yo viví, habla de mis hijos, mi hijo que ya no está. Habla de cuando yo vendía naranjas, de cuando estaba bien jodido, y tenía la ilusión de ser alguien en la vida, y todo eso me trae los recuerdos. Por eso me gusta’”.


PJG

NOTAS MÁS VISTAS