Galilea Montijo y Andrea Legarreta rompen en llanto ante la lucha de Toño Mauri contra covid-19

Durante la sección de noticias, Andrea Legarreta y Galilea Montijo se conmovieron hasta las lágrimas al escuchar todo lo que Toño Mauri tuvo que luchar para vencer el coronavirus, covid-19.

Galilea Montijo y Andrea Legarreta se conmueven hasta las lágrimas tras la lucha de Toño Mauri contra el covid-19. (Captura)

Milenio Digital

Galilea Montijo y Andrea Legarreta rompieron en llanto durante el programa Hoy, luego de que dieran a conocer que el actor y cantante mexicano Antonio Mauri –Toño Mauri– fue dado de alta el pasado 12 de febrero tras permanecer ocho meses hospitalizado al haber dado positivo al coronavirus, covid-19, y que recibiera un doble trasplante de pulmón. ¿Qué fue lo que ocurrió en la emisión matutina de Televisa?

Durante la sección de noticias, Andrea Legarreta y Galilea Montijo se conmovieron hasta las lágrimas al escuchar todo lo que Toño Mauri tuvo que luchar para vencer el coronavirus, covid-19.

.

.

Entre aplausos y emotivas palabras, las dos conductoras principales de la emisión de Televisa reaccionaron a las imágenes y declaraciones de Mauri fuera del hospital tras ocho meses en lucha por sobrevivir.

“Hablábamos de tantos casos que le ha ganado la batalla a esta enfermedad y, tantos que no lo logran, para todos ha sido muy conmovedor ver que ha ganado la batalla. Es un hombre muy querido y respetado en este medio”, comentó Andrea Legarreta.

Al respecto, Galilea Montijo expresó quetras ver el caso de Toño Mauri genera tener una mejor actitud ante la vida:

“Después de ver estos casos, hay que echarle ganas a la vida y tener buena actitud”, expresó Galilea Montijo.


En el programa Hoy retomaron la entrevista que realizó Despierta América a Toño Mauri. En ella, el actor contó todo lo que vivió por culpa del covid-19.

"Lo primero en que pensé fue en mis hijos, en Carla -su esposa-, en mi familia. Y le dije al doctor que no importara lo que tuviera que hacer. De ahí no me acuerdo de nada, hasta que desperté del coma. "Volé en un helicóptero a Gainesville, Florida y entré al hospital. Desde ahí empezó el proceso del trasplante. Yo estaba muy ilusionado por ver a mis hijos, y lo hice. Dios estuvo conmigo siempre, le decía: 'Dios mío, dame la mano, no me sueltes y acompáñame'. Me acompañó, yo sentía su presencia y me daba paz", contó Mauri. 

​grb 

NOTAS MÁS VISTAS