Cirugía plástica, experiencia que transforma vidas, coinciden los doctores Rigoberto Arámburo y Roberto Galaso

Los galenos, creadores del concepto International Plastic Surgery, el cual ofrece una experiencia integral antes, durante y después de la cirugía. destacan lo efectivo que resulta la especialidad para transformar vidas.

Doctores hablan de la relevancia de la cirugía plástica (Adriana Jiménez).
Adriana Jiménez Rivera
Ciudad de México /

El Dr. Rigoberto Arámburo, de Mazatlán; y el Dr. Roberto Galaso, de Michoacán, coincidieron en el hospital Manuel Gea González, donde realizaron su residencia en la especialidad de Cirugía Plástica; de la que se sienten “muy orgullosos por el reconocimiento” que tiene su alma mater; hoy practican los conocimientos que adquirieron en un concepto, International Plastic Surgery (IPS), que aseguran permite al paciente “vivir una experiencia integral antes, durante y después de la cirugía” en el proceso al que se someten para transformar su vida.

“El objetivo de (IPS) es crear experiencias de transformación únicas mediante cirugías plásticas y medicina estética en México, con una alta pasión por los detalles y un servicio excepcional”, explica el Dr. Arámburo.
"No funcionó": Jamie Lee Curtis habla de su pasado con las cirugías plásticas

Para ello asegura que “cada procedimiento es personalizado para cada paciente en un ambiente de seguridad, siempre con el compromiso de ofrecer los mejores tratamientos y los productos de la más alta calidad”, añade en entrevista con MILENIO tras hacer la presentación del concepto que encabeza con su colega de origen michoacano.

¿Cuáles son las cirugías que realizan?

Roberto Galaso (RG). Básicamente como cirujanos plásticos estéticos reconstructivos hacemos tanto cirugía estética, como reconstructiva. Tratamos a pacientes que tengan alguna molestia de alguna parte de su cuerpo, ya sea estético o reconstructivo. Lo que ofrecemos en el área de estética es lipoescultura, rinoplastias, levantamiento mamario, corrección de malformaciones nasales, y levantamiento de cara. Respecto a la cirugía reconstructiva hacemos malformaciones congénitas, que son las más frecuentes que se solicitan en la Fundación de Cirugía Reconstructiva, que tenemos.

Rigoberto Arámburu (RA). “Va desde el procedimiento no quirúrgico que es esa parte de inyectarles botox, ácido hialuronico, aparatos; porque en Estados Unidos están muy popularizados para adelgazar, moldear y está esa parte quirúrgica, y la de contorno corporal; el facial, que es de nariz y por supuesto la cirugía reconstructiva.

En cualquier cirugía siempre hay un porcentaje de riesgo ¿qué pasa con la cirugía plástica, los avances en la tecnología y técnicas lo han reducido?

RA. -- Cuando un paciente llega al consultorio, me dice: ´Doctor, pero ¿no habrá un riesgo?’ Y les digo, por supuesto, tan solo salir de tu casa es un riesgo. Entonces, mucho más es hacerte una cirugía, lo que debes tomar en cuenta es disminuir esa posibilidad acudiendo con un cirujano certificado, que esté en un hospital certificado, y que tenga un equipo y sobre todo que tenga un ritmo constante de cirugías.

Por ejemplo, nosotros llegamos a operar a dos personas por día; entonces se generan esos protocolos que hacen que el resultado del paciente sea mucho mejor y seguro. Además, las nuevas técnicas y tecnologías quirúrgicas permiten disminuir mucho los riesgos pots operatorios.

RG. -- Además nosotros como equipo multidisciplinario, antes de entrar a un procedimiento hacemos una sesión y discutimos el caso, tenemos un equipo de anestesiólogos, dos cirujanos, una enfermera especialista y un equipo de psicólogía para valorar que sea un paciente apto y se pueda realizar el procedimiento. Lógicamente cuando empezamos a revisar datos de alguna enfermedad o algo que tenga el paciente, son focos rojos y empezamos a limitar si es o no candidato. Se tiene que seleccionar bien al paciente para disminuir los riesgos.

El Hospital Manuel Gea González, gran escuela

Ustedes se conocieron en la residencia que hicieron en el Hospital Manuel Gea González, de donde son egresados…

RA. -- Sí, en el Hospital Manuel Gea González, el servicio de Cirugía Plástica es uno de sus más emblemáticos; el doctor Fernando Ortiz Monasterio, que es quien fundó esa escuela, fue a hacer entrenamiento a Estados Unidos para tratar cirugía reconstructiva en malformaciones; y él generó su escuela y de ahí han salido muchas generaciones. Ya no nos tocó tener contacto con él, pero sí con la mística que representa.

Pero lo interesante de este lugar (el hospital) es que es un centro de referencia de malformaciones, congénitas y adquiridas; y va desde el procedimiento más simple de cerrar una herida hasta hacer transferencia de nervio de una parte a otra. Nosotros salimos con esa destreza, más allá de lo estético sabemos cómo reconstruir.

RG. -- Estando como residentes venían rotantes de todas partes del mundo, de Canadá, de Estados Unidos, de Latinoamérica no se diga porque el Dr. Monasterio se dedicó a difundir el gran nivel que tenía la Cirugía Plástica en el Gea González, por lo que como mexicanos nos debemos sentir orgullosos.

México tiene la ubicación perfecta

¿Cómo surge la idea de ir más allá del servicio de una cirugía y crear un concepto, una experiencia de vida al complementarlo con las atenciones que ofrecen antes y después de la cirugía, que van desde el recibimiento, el traslado y la estancia en un hotel?

RG. --Mientras estábamos haciendo rotaciones en diferentes partes del mundo, veíamos que mucha gente empezaba a viajar para operarse porque no tenían esta atención en sus lugares de residencia. Colombia es una referencia, allá van muchas personas a operarse, España es otra, y pensamos que México tiene una ubicación perfecta, así surgió la idea de ofrecer el servicio a los extranjeros.

RA. -- Y ahora la gente quiere vivir la mejor experiencia en todo, si van a un hotel, a un restaurante; entonces, por qué no ofrecerles una gran experiencia con la cirugía plástica, por qué no elevar a ese nivel a la cirugía, después de todo quien se puede operar, tiene para ese lujo. Y a quién lo le gustaría vivirlo antes, durante y después de su operación.

Cambio de vida para niños con paladar hendido

En medio del servicio que ofrecen, a quien puede pagar el lujo de su concepto se lujo (IPS, también realizan una labor social a través de su fundación, ¿por qué y cómo surge la intención solidaria?

RG.-- Surgió desde que salimos de la escuela, cuando empezaron a llegar muchos pacientes con labio y paladar hendido, México es un lugar endémico de lo que es esa malformación. Entonces, cuando la gente con un nivel socioeconómico más alto vien a la Fundación, no se le cobra, pero se le pide que apadrine a un paciente que no tenga recursos.

Para nosotros es muy gratificante, porque de repente tenemos una cirugía estética y otra más, pero cuando llega un niño con paladar hendido nos da mucha satisfacción poder ayudarlo. Porque ese también es un cambio de vida, ver a los niños con paladar hendido y luego ya con el labio cerrado, y que además en la escuela ya los dejen de molestar. Gracias a Dios el ecosistema de las cirugías estéticas nos permite hacer este tipo de intercambios.

¿Por qué decidieron dedicarse a la cirugía plástica?

RG. -- Yo por una experiencia personal, cuando tenía 6 años, mi papá sufrió un accidente tuvo una quemadura quirúrgica en su trabajo, lo llevamos al hospital y lo atendió un traumatólogo. Así inició un peregrinar porque era un cirujano plástico el que lo tenía que atender. Ahí empezó mi interés, y luego cuando ves pacientes quemados, con mal formaciones congénitas que es lo primero que te enseñan en la cirugía plástica, dices: ‘Yo tengo todo y un niño que tiene una mal formación… así me decidí por la medicina y luego por la Cirugía Plástica.

RA. -- En mi caso, creo que la cirugía más allá de ser cirugías, son cirugías del alma, porque finalmente una persona que decide hacer un cambio en su cuerpo es porque no se siente cómoda con ello; y al momento de tener este cambio físico, también es un cambio mental. Eso fue lo que me atrajo de la cirugía plástica, muchos la pueden considerar como algo superficial, algo que no te debes hacer, pero ves los cambios que existen, cómo entra y cómo sale la paciente. No se trata solo de cirugías plásticas, sino de transformar vidas, porque lo vemos todos los días, la gente potencia su vida en todos los aspectos.

Claves...

+El concepto International Plastic Surgery se integra por cirujanos plásticos y reconstructivos certificados, así como personal de salud altamente calificado.

+Dentro de los servicios que ofrecen destacan tratamientos no quirúrgicos, como son inyectables y aparatología, hasta cirugías de contorno corporal, faciales y cirugía reconstructiva. 

Los servicios están enfocados a pacientes internacionales que buscan tratamientos estéticos invasivos y no invasivos fuera de su país y eligen a México como el camino a la transformación de su cuerpo y su mente. 

La experiencia ofrece servicios de transportación, hospedaje, cuidados y concierge para que la experiencia sea cómoda, segura y placentera.

amt

NOTAS MÁS VISTAS