Te decimos de qué está hecha la gelatina... ¿se te sigue antojando?

¿Consumir gelatina es tan sano de verdad? Aquí te decimos qué es lo que la la conforma... y de qué está hecha la grenetina, su ingrediente base.

¿Se te antoja esta gelatina? (Shutterstock).

Milenio Digital

Si pensamos en alimentos saludables y en postres que podemos devorar libres de culpa, pensamos, por supuesto en la gelatina, que además, se nos ha dicho, tiene algún poder mágico para hacernos sentir mejor cuando nos encontramos enfermos. Pero ¿es ésta realmente tan sana como estamos acostumbrados a escuchar? 

Muchas veces, aunque estamos acostumbrados a recomendar gelatinas y a cuidar a nuestros enfermos dándoles a comer esto, ni siquiera tenemos idea de los ingredientes que la conforman y no podemos saber, a ciencia cierta, si en verdad es tan saludable para nuestro ser querido o nosotros mismos al momento de comerla. Es por esto que aquí te contaremos de lo que está hecha, aunque no nos hacemos responsables si luego de saberlo deja de gustarte. 

Primero que todo... ¿de qué está hecha la grenetina?

El ingrediente base para estos postres tan deliciosos, que además, podemos rellenar de frutas y semillas, es, como seguramente ya sabrás, la grenetina, una sustancia incolora e insabora, por lo cual, lo que debemos preguntarnos primero si queremos conocer de lleno los ingredientes de la gelatina, es precisamente: ¿de qué está hecha ésta? 

Bueno, pues esta es la parte que podría no gustarte mucho, y hacer que el postre se te deje de antojar, pues, la grenetina, que es un tipo de proteína derivada del colágeno, se obtiene, básicamente, mediante la ebullición prolongada en agua de piel, tendones, ligamentos y huesos, generalmente obtenidos de vacas o cerdos. 

Entonces... ¿consumir grenetina es dañino? 

De entrada, sabemos que este producto no tiene nada de vegano, pero, ¿el que esté hecha de estos elementos, significa que es mala para la salud? 

La respuesta es que no, de hecho, sí podría resultar beneficiosa. Aunque la grenetina sea un alimento proteico, es una proteína incompleta pues no posee aminoácidos esenciales. Ésto, también la convierte en un alimento muy bajo en calorías, al aportar cerca de cuatro kilocalorías por gramo.  

Además de esto, la grenetina es rica en glicina, un aminoácido necesario para el crecimiento y la buena conservación de los tejidos corporales, que, según algunas publicaciones, aunque hagan falta estudios que comprueben la verdadera eficacia de la glicina como remedio a algunas situaciones, sí puede ayudar a mejorar la calidad del sueño, la memoria y a proteger a las células del daño oxidativo.  

¿Cuál es el problema entonces con la gelatina? 

Si no tienes problema en comer derivados de la carne de animales, seguramente pensarás que la gelatina, en realidad, puede ser saludable, y déjanos decirte que estás en lo correcto. Es más, hasta podría ayudarte a bajar de peso pues, la cantidad de agua con la que se prepara crea en tu cuerpo una sensación de saciedad que impedirá que sigas comiendo, o que consumas otras cosas altas en calorías. 

Sin embargo, éste es el principal problema, pues las gelatinas que te ayudarán verdaderamente a bajar de peso o a mantenerte en forma y saludable, son las naturales, las que no contienen azúcares ni conservadores y, lamentablemente, muchas de las que encontramos fácilmente en el supermercado  tienen otros ingredientes, más allá de la grenetina, que contaminan este buen alimento. 

Por supuesto nos referimos a los conservadores, los colorantes, edulcolorantes y sobre todo, a la alta porción de azúcar que se emplea en la fabricación de gelatinas listas para comer, que encontramos en todos los súper o en la tienda de la esquina. Es por esto que, si en verdad quieres cuidar de tu salud, te recomendamos consumir gelatinas naturales hechas en casa, de preferencia, con frutos naturales y endulzadas con miel de abeja. 

En internet hay una variedad impresionante recetas para que prepares tu propio postre a base de grenetina, sólo procura evitar las que contengan leche condensada y otros tipos de alimentos altos en calorías. 


cjr 

NOTAS MÁS VISTAS