La vitivinícola Real Campanhia Velha llega a México

La empresa más antigua de Portugal, llega a nuestro país con seis exclusivos sellos que podrán encontrarse en bodegas La Europea.

La vitivinícola Real Campanhia Velha llega a México (Jesús Quintanar)
Cristóbal Sandoval
Ciudad de México /

Fundada el 10 de septiembre 1756, por el Rey José I, la Real Companhia Velha es la empresa vitivinícola más antigua de Portugal y una de las más importantes a nivel mundial.

Creadora de algunos de los caldos más apreciados por los amantes del vino, la marca se ha consolidado a través de los siglos y ahora llega a México, en alianza con bodegas La Europea, para deleitar a sus clientes con tres propuestas de vinos tranquilos, así como tres de sus oportos más selectos.

Durante una visita a nuestro país, Pedro Silva Reis, dueño y director general de la Real Compahnía Velha, habló de esta expansión y de los procesos que se llevan a cabo para extraer estas bebidas concebidas a orillas del majestuoso Duero.

“Para los portugueses el vino es algo cultural, parte de nuestra idiosincrasia y existe una gran cantidad de opciones, dado que cada cincuenta kilómetros cambia el paisaje en esta zona, por ende la gran diferencia de uvas, sabores y olores (...) La ciudad de Oporto, en particular, ha crecido mucho turísticamente; el Valle del Duero tiene una importancia particular y eso nos está ayudando a que la gente de todo el mundo descubra estos vinos”, expresó Silva Reis.
Pedro Silva Reis,dueño y director general de la Real Compahnía Velha. (Jesús Quintanar)

Un viñedo de 42 mil hectáreas, situado sobre montañas, es el lugar donde han nacido estas bebidas, creadas con la misma maestría desde hace casi tres siglos.

“En las partes altas sembramos la uva blanca y, por ejemplo, el albarinho que producimos se encuentra a 650 metros sobre el nivel del mar, lo que le da al vino una estructura aromática muy presente y una buena dimensión en boca (...) Le hemos dado vueltas pero siempre volvemos a las prácticas antiguas para lograr la calidad que nos distingue”.

Aún así, han buscado también reinventar algunos clásicos. Ejemplo de ello es el Royal Oporto Rosé, con el que buscan conquistar nuevos mercados.

“Llevamos tres siglos haciendo la misma cosa y hace diez años vimos cómo poder direccionarnos hacia los jóvenes, por eso decidimos sacar un oporto rosé, muy enfocado a la nueva mixología; éste se recomienda tomar en la rocas y con él también se hacen cocteles interesantes, que combinan perfecto con frutos rojos y menta, muy refrescantes”.
Durante el evento se presentaron en totala seis marcas y tres variantes. (Jesús Quintanar)

Durante el evento se presentaron en total seis marcas: bajo el sello Quinta de Cidrô están un albariño blanco y un tinto de Touriga Nacional (considerada por muchos la mejor uva de Portugal), además de otro tinto robusto, con denominación de orígen del Valle del Duero, de la reserva Porca de Murça.

Bajo el sello Royal Oporto, trajeron también tres de las variantes preferidas por sus selectos consumidores: Ruby, Tawny y Rosé.

“Los franceses lo adoptaron como su aperitivo favorito y es alentador ver que, en países como México, solo lo toman consumidores de primer nivel".

Aseguró el empresario durante el brunch al que también asistió Pedro Violas, CEO de Água das Pedras, otra empresa portuguesa que se está dando a conocer en el mundo por sus aguas minerales naturales carbónicas, mismas que extraen de un manantial cercano al Duero.

lnb

LAS MÁS VISTAS