Palm Beach, la joya de Florida

Descubre el destino donde el lujo se encuentra con la historia y la aventura

Cortesía The Palm Beaches
Mariana Mijares
Ciudad de México /

Si algo se sabe de Palm Beach es que es un destino paradisiaco de Florida donde estrellas de cine, aristócratas y socialités disfrutan del sol y la arena; además de ser conocido por ser el hogar de ricos y famosos.

La realidad es que este lugar es más que playas tropicales que se extienden en 75 kilómetros a lo largo del Océano Atlántico. The Palm Beaches reúne 39 ciudades llenas posibilidades para vivir aventuras en el mar, en bicicleta y hasta en museos que incluyen piezas de Monet y Degas.

La fama de Palm Beach comenzó gracias al magnate Henry Morrison Flagler, visionario desarrollador de Florida y fundador del turismo debido a su visión de crear una ciudad turística de ocio, con el primer campo de golf del Estado y viajes directos en tren a sus complejos turísticos.

De esta época nace The Breakers, hotel que Flagler fundó a finales del siglo XIX, que con una arquitectura inspirada en la Villa Medici en Roma, sigue estableciendo el estándar de lujo en Palm Beach. El lugar es un destino en sí mismo pues cuenta con un club con varias albercas, spa, canchas de tenis y una decena de tiendas, incluidas Guerlain, Polo Ralph Lauren y Polo Kids. Dentro del hotel hay que tomar un drink en HMF, que cuenta con una carta de vinos de más de 2 mil selecciones, un menú elaborado por distinguidos chefs y entretenimiento en vivo. Otra opción es Seafood Bar, que además de ser ideal para degustar langosta, camarones o cangrejo, cuenta con hermosas vistas del Atlántico.

Cortesía The Palm Beaches

Disfrutando la brisa del mar

Un recorrido en bicicleta es ideal para conocer un poco de la historia del lugar, así como historias detrás de algunas de las mansiones. El Palm Beach Lake Trail, que llega hasta el Intracoastal Waterway, es un sendero bordeado de palmeras, ideal para hacer un poco de ejercicio con vistas a algunas de las propiedades más impresionantes de Palm Beach.

Durante la rodada, llama la atención una ceiba gigante, un trasplante de la selva amazónica traído como árbol de cultivo experimental en los primeros días de Palm Beach.

Por supuesto, hay que hacer una parada en la icónica Torre del reloj, ubicada entre palmeras justo en la entrada de Worth Avenue.

Arte de clase mundial

El Museo Flagler ofrece al visitante conocer más sobre la historia de esta ciudad y el glamour de la Edad Dorada. Construido en 1902, comenzó como una finca de invierno, y hoy es un Monumento Histórico Nacional con visitas guiadas, exposiciones y programas especiales.

Cortesía The Palm Beaches

Cruzando el puente Royal Park Bridge se llega a West Palm Beach, un sitio que reúne arte, cultura y tesoros culinarios, y donde está el Museo de Arte Norton, que tiene una colección permanente de más de 8 mil obras distribuidas en cinco departamentos: europeo, americano, chino, contemporáneo y fotografía. En el recinto destacan trabajos de Rubens, Monet, Degas, Matisse y Picasso.

En 2011, Norton lanzó Recognition of Art by Women (RAW), una serie de exhibiciones anuales que celebra las contribuciones de pintoras y escultoras vivas con exposiciones individuales.

Imperdible su restaurante, donde el chef Jair Solis Mendoza sorprende con creaciones como las coles de Bruselas con anchoas blancas, tomates cherry, queso parmesano y aderezo César, o el salmón con ají panca, pastel de quinoa, ensalada de hinojo y cítricos.

Cortesía The Palm Beaches

De vuelta en Palm Beach, hay que visitar Society of the Four Arts, que ofrece conciertos, exhibiciones de arte, talleres, películas, y más, y donde puedes recorrer su jardín de más de 20 esculturas.

Compras con estilo

Una de las calles más importantes de Palm Beach es Worth Avenue, de los distritos comerciales más emblemáticos del mundo, donde residen no solo tiendas de firmas como Gucci, Chanel, Valentino o Louis Vuitton, sino también boutiques locales con hermosa ropa de playa para toda la familia. Hay espectaculares joyerías y exhibiciones de arte en invierno, aunque cualquier época del año es perfecta para disfrutar de una comida al aire libre. Otra posibilidad es explorar las tiendas, marcas y boutiques del renovado Royal Poinciana Plaza.

Recuadro

¿Cómo llegar a Palm Beach y West Palm Beach?

Este destino cuenta con variadas opciones de vuelos nacionales desde ciudades como Chicago, Los Ángeles y Nueva York. Otra gran alternativa es volar a Miami o a Orlando y de ahí tomar el tren Brightline hasta West Palm Beach.   



LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.