La sorpresa de Corea del Norte en el Mundial de 1966 al clasificar a la segunda ronda

Qatar 2022

El equipo asiático venció de manera sorpresiva a Italia para así avanzar a los cuartos de final, y los europeos alegaron fraude de los asiáticos por jugar dos equipos distintos, uno por cada tiempo

Corea del Norte dio una de las más grandes sorpresas en la historia de los Mundiales (Especial)
Ciudad de México /

En la Copa del Mundo de Inglaterra 1966 se dio una de las grandes sorpresas de este certamen y fue cuando Corea del Norte le ganó a Italia, y así el conjunto asiático pasó a la segunda ronda, mientras que la escuadra europea quedó eliminada.

Sin embargo, los italianos alegaron que los norcoreanos hicieron trampa para ganar el encuentro, y ello fue al meter en el segundo tiempo a jugadores más frescos sin hacer cambios oficiales, ya que los asiáticos aprovecharon la similitud entre ellos.

Corea del Norte clasificó a dicha justa mundial luego de golear a Australia (6-1 y 1-3) en la etapa de repechaje. En el sorteo el equipo quedó ubicado en el grupo cuatro junto a Italia, Chile y la Unión Soviética, y era el menos favorito para pasar a la siguiente ronda.

Corea debutó en el Mundial contra la URSS y donde perdió por un marcador de 3-0, y ahí los asiáticos mostraron su entrega con su poca habilidad fubolística ya que casi todos ellos eran soldados. Después el conjunto coreano empató con Chile (1-1) y luego dieron la campanada contra Italia, al derrotarle por 1-0.

Ante Italia, los asiáticos siempre mostraron una condición física envidiable, lo que levantó las sospechas de sus rivales e insinuaron que Corea del Norte jugaron con dos equipos distintos: uno salió en la primera parte y el otro tras el descanso, y que por ellos siempre estaban tan frescos en el campo de juego.

Tras esa victoria se colocaron en el segundo lugar del Grupo 4, y tuvieron que enfrentar en los cuartos de final a Portugal, una selección que lideraba Eusebio, y quien fue el máximo goleador de esa Copa del Mundo.

Con un gol en el primer minuto, Corea se adueñó del partido y llegó a dominar por un rotundo 3-0 antes de la media hora de juego mientras los portugueses no daban crédito a lo que estaba ocurriendo en el Goodison Park. Hasta que Eusebio se echó el equipo a sus espaldas y con cuatro goles en 32 minutos condujo a las quinas a un definitivo 5-3 que les clasificaba para semifinales. Ese día nadie acusó a los norcoreanos de haber cambiado a todo su equipo. Si lo hicieron, eligieron a los once peores.

AGB


  • Carlos Cruz
  • carlos.cruz@milenio.com
  • Reportero en La Afición desde marzo del 2006. Egresado de la Licenciatura de Comunicación Social en la Universidad Autónoma Metropolitana. Ha cubierto tres Juegos Olímpicos (Londres 2012, Río de Janeiro 2016 y Tokio 2020).

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.