Busca La Franja apagar a los Rayos en el Cuauhtémoc

Con cinco juegos sin victoria a cuestas, se perfila a ser la víctima perfecta para el cuadro que dirige el argentino Nicolás Larcamón.

Acciones previas al juego del Club Puebla. (Especial)

Édgar González

Continúa la octava jornada del campeonato, en la que el Puebla de La Franja recibe la noche de este viernes, en punto de las 19:30 horas, la visita de un alicaído Necaxa, que con cinco juegos sin victoria a cuestas, se perfila a ser la víctima perfecta para el cuadro que dirige el argentino Nicolás Larcamón.

Compromiso al que los Camoteros se presentan luego de empatar 1-1 en su visita a los Gallos Blancos del Querétaro, donde un penal a favor del cuadro poblano sobre la recta final del cotejo evitó la debacle, por lo que ahora querrán rubricar lo hecho en patio ajeno con una victoria.

Por su parte, la escuadra que comanda el ex timonel de los angelopolitanos, campeón de Copa en el 2015, José Guadalupe "El Profe" Cruz, llega a territorio enemigo tras igualar 1 por 1 con los Rayados del Monterrey, lo que a los rojiblancos significó su tercer empate en lo que va de la temporada.

En números, los de La Franja arriban con nueve unidades en su haber, que son producto de dos victorias, tres empates y dos descalabros que los mantiene en zona de reclasificación, mientras que los hidrocálidos marchan con seis puntos, resultado de un juego ganado, tres empatados y tres perdidos.

El duelo más reciente entre dichas instituciones se remonta al pasado viernes 18 de septiembre del 2020 en la cancha del estadio Cuauhtémoc, donde los angelopolitanos, entonces orquestados por el peruano, Juan Reynoso, dieron cuenta del rival por la mínima de 1 gol por 0, gracias a la diana de Omar Fernández a los 39 minutos de juego.

De cara a dicho cotejo, el delantero del cuadro blanquiazul, Guillermo Martínez, sentenció que sin duda será un juego sumamente complicado por la urgencia que presenta el rival, que para él en lo personal será algo especial, así como lo es toda la experiencia de jugar para un equipo en el máximo circuito.

"Complicado, un partido muy bonito, ya todos los partidos, en lo personal para mí, es una experiencia muy linda, los vivo ya diferente, tengo una mentalidad muy distinta a la que tenía hace cinco o seis años, me gusta disfrutar cada momento, cada minuto, cada pisada en el campo, porque nunca sabemos cuándo puede ser la última, siempre hay que vivir la vida al máximo, día a día, pero sobre todo siempre darlo todo, en este caso ahora por Puebla, que gracias a Dios es quien le brinda el sustento a mi familia y que me brinda a mí la oportunidad", apuntó.

De igual forma, agradeció el respaldo y cariño que le ha manifestado desde su llegada a la organización la afición, en espera de pronto corresponderles con goles, que es lo que sabe hacer, así como en su momento lo hizo en la división de plata del balompié mexicano, que a él abrió las puertas para vivir su nuevo sueño.

AFM

NOTAS MÁS VISTAS