Filipinas, el país que perdió el español como lengua durante el Siglo XX

¿Por qué el mundo es así?

Filipinas, pese a haber sido colonizada por España, ha perdido el español como su idioma oficial durante el último siglo debido a la colonización estadunidense y la presencial del tagalo, que terminaría convirtiéndose en el idioma filipino.

Filipinas fue una de las colonias de España durante el virreinato. (Especial)

Diego Rodríguez

¿Alguna vez se preguntó en qué otros países, además de América Latina y España, se habla la lengua de Cervantes?

Si bien, en todo el mundo se aprende nuestro idioma —e incluso es impulsado por los Institutos Cervantes, por parte del gobierno de España en los países no hispanohablantes alrededor del mundo— hay un país, quizás muy lejano para muchos de nosotros, pero que alguna vez tuvo español como idioma y hoy está delegado a la habla cotidiana de unos cuantos. Estaremos hablando de Filipinas.

¿Filipinas fue una colonia española?

Al igual que la Nueva España, y otros virreinatos en América Latina, Filipinas fue conquistada por los españoles a partir de 1565 con la llegada del explorador Miguel López de Legazpi al archipiélago y fundó la ciudad de Cebú, el primer asentamiento español en el país.

¿Quién fue López de Legazpi?
Miguel López de Legazpi ocupó varios cargos políticos dentro de la Nueva España, entre ellos ser el alcalde mayor de la Ciudad de México en 1559, además de laborar en la Antigua Casa de Moneda.


Por órdenes de Felipe II para obtener las islas Célebes (lo que hoy es Indonesia), Legazpi deja la capital de la Nueva España para embarcarse junto a 500 hombres hacia el archipiélago partiendo desde Barra de Navidad, de lo que hoy es Jalisco.

Después de enfrentarse a los nativos de la isla y a los piratas chinos, pero obligado a abandonar Cebú por los colonizadores portugueses, Legazpi logra conquistar el enclave de Manila el 24 de junio de 1571, que había pertenecido al sultanato de Brunei y donde también el Islam empezaba a crecer en el suroeste de Asia.

Manila así se convirtió en la capital de las Indias Orientales españolas, que dependían directamente de la Nueva España hasta la independencia formal de México en 1821, y que posteriormente serían administradas directamente desde Madrid.

Durante la colonización se evangelizaron a los habitantes de la región bajo la religión católica con el que recibieron apellidos españoles e impusieron el castellano como idioma oficial, al igual que a los indígenas en América Latina.

¿Por qué se llama Filipinas?
El archipiélago se llamaba así debido al rey Felipe II de España, quien colonizó las islas a pesar de que no estaban dentro del Tratado de Tordesillas de 1494, con el que el Reino de Castilla debía dividir las conquistas con el Reino de Portugal durante el siglo XVI. Por ello, España no conquistó gran parte de África, pero sí toda América Latina.

Con ello se estableció formalmente el comercial entre el Imperio Español y el lejano oriente asiático, con el que existía una ruta de comercio transpacífico entre Manila y el puerto de Acapulco. Muchos de los barrios antiguos de la capital poseen nombres hispanos.

¿Cómo empezaron a perder el español?

Para 1872, más de 50 años de haberse independizado la mayoría de los virreinatos españoles y establecidos como los países que hoy conocemos, existían varios grupos rebeldes que abogaban por la independencia del archipiélago.

Esto sumado a los constantes conflictos entre ingleses y holandeses que querían hacerse del control de las islas. Sin embargo, aumentaría el sentimiento del nacionalismo filipino y se crearían diversas logias masónicas para la búsqueda de la independencia. Esto llegaría hasta 1896 con la Revolución Filipina, que fue liderada por Emilio Aguinaldo y Andrés Bonifacio.

Un filipino en la Independencia de México
Isidoro Montes de Oca, quien nació en México pero era descendiente de filipinos, participó en la guerra de Independencia de México como capitán del Ejército Insurgente bajo las órdenes de José María Morelos y Pavón y Vicente Guerrero.

Tras el inicio de la Revolución se registraron varios enfrentamientos entre los insurgentes y la corona española, pero los conflictos se favorecerían a los independentistas con la guerra hispano-estadunidense de 1898, con el que el Imperio Español se vio derrotado ante el ejército estadunidense.

La primera república filipina se establecería en 1899 con Aguinaldo como primer presidente del país, proclamando la constitución del país en tagalo, uno de los idiomas oficiales de Filipinas, y en español, aunque la lengua de Cervantes era plenamente hablada por la élite. 

Sin embargo, con la firma del Tratado de París, con el que España concedería la derrota ante Estados Unidos, Filipinas debía pasar directamente a Estados Unidos, junto con Cuba, Puerto Rico y Guam. Con el que Aguinaldo fue capturado y la primera República Filipinas solamente duró hasta 1901.

De aquí también inicia la Generación del 98
La derrota de España de las pocas colonias que aún poseía impulsó el movimiento intelectual de escritores y pensadores conocida popularmente como la Generación del 98, en el que destacaron Antonio Machado, Miguel de Unamuno y Pío Baroja.

Durante la colonización estadunidense, que se extendió de 1901 a 1946 como un "estado libre asociado", se empezó implementar el inglés en las escuelas y hacerse el idioma oficial de la región, pero también empezó tener auge el idioma local, el tagalo. Con el gobierno de Estados Unidos se logró uno de los mayores avances en la alfabetización de la población.

Los movimientos independentistas en Filipinas quedaron relegados durante casi tres décadas. El primer intento de independencia llegaría con Manuel Luis Quezón en 1935, con el que buscó negociar con la Cámara de Representantes de Estados Unidos y se logró cierta autonomía del archipiélago.

Con la llegada Segunda Guerra Mundial, Japón invade la Mancomunidad Filipina, el nombre oficial ante Estados Unidos, e instauró una segunda república controlada desde Tokio de 1942 a 1944. Gran parte del gobierno filipino terminó exiliado hasta 1945 con el fin del conflicto armado.

Migración entre mexicanos y filipinos
Durante la colonia española, decenas de habitantes de la Nueva España tuvieron que radicar en Filipinas plenamente por las conexiones comerciales con el lejano oriente. A su vez, decenas de filipinos también migraron hacia México, principalmente en el sur del país debido a la conexión con el puerto de Acapulco. Sin embargo, las actuales migraciones de filipinos se da más hacia Estados Unidos y Canadá por la ocupación estadunidense.

La independencia de Filipinas se concreta el 4 de julio de 1946, por órdenes del presidente Harry S. Truman con el que se establecía la constitución de 1935 como la Carta Magna del país. Quezón es considerado como el primer presidente de Filipinas. 

Pese la inestabilidad política en el país, principalmente durante la dictadura de Ferdinand Marcos, el inglés siguió enseñándose más que el español, mientras que el filipino quedó como la lengua local.

La sepultura del español como lengua oficial llegaría con la Constitución de 1987 y la instauración del a Quinta República en el gobierno de la presidenta Corazón Aquino. El español pasó de dejarse de enseñar de forma obligatoria para solamente enseñar el inglés

¿Cómo es la situación actual del español en Filipinas?

A diferencia de el resto de los virreinatos del Imperio Español, donde el uso del castellano se hizo plenamente generalizado, en Filipinas sólo la gente vinculada a la política y la élite lo hablaban.

Es decir, los filipinos conservaron plenamente el tagalo, pero conforme a los siglos se fueron añadiendo léxicos del inglés y español para formar plenamente el idioma filipino. Entre el 20 y el 30 por ciento este idioma tiene bases del español.

La ex presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal Arroyo (2001-2010), buscó impulsar nuevamente el español como lengua en Filipinas, que había sido demonizada durante décadas por rechazo al colonialismo ibérico, con el que buscó junto con el gobierno de España que se regresara a su enseñanzas en algunas escuelas primarias y el fortalecimiento del Instituto Cervantes en la región.

Al momento no existen cifras exactas de los hispanohablantes en Filipinas, esto debido a la mezcla de las palabras españolas en el idioma filipino y la mezcla tel tagalo con el español, que deriva en un idioma criollo: el chabacano.

El cambio en los nombres filipinos
Aunque gran parte de la población filipina conserva apellidos hispanos, en los últimos años se ha dado un impulso en los nombres anglosajones debido la presencia del inglés. Muchos de ellos nacieron con nombres españoles y filipinos, pero fueron adaptados para ser más reconocidos a nivel mundial, como el ex presidente Joseph Estrada (José Marcelo Ejercito) o el boxeador Manny Pacquiao (Emmanuel Dapidran Pacquiao).

En las calles de Manila, sin embargo, es más común la mezcla del tagalo con el inglés, que lo apodan como 'taglish'; sin embargo, el inglés es más usado para temas de negocios, e incluso, como símbolo para que una familia pueda salir de la pobreza con el fin de aumentar las posibilidades laborales.

Se estima que Filipinas pudo haberse convertido en el único país de Asia en tener el español como idioma oficial, a una situación como en Macao (China) con el portugués y Hong Kong e India con el inglés. La presencial del español, además de su inclusión en la lengua filipina, está también en muchas ciudades del país y en los barrios de la capital Manila, en que algunos distritos llevan el nombre de santos católicos.

dmr

NOTAS MÁS VISTAS