Hay que reinventar prácticas policiales en EU, dice Obama tras muerte de Daunte Wright

El ex presidente de Estados Unidos envió sus condolencias a la familia del joven afroamericano que falleció tras el disparos de una agente blanca.

Barack Obama, ex presidente de Estados Unidos. | AFP
Editorial Milenio
Estados Unidos /

El ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró hoy que el país debe "reinventar" sus prácticas policiales, después de que el joven afroamericano Daunte Wright muriera de un disparo durante un control policial este fin de semana en Brooklyn Center, en Minesota, en la misma entidad donde falleció George Floyd tras ser asfixiado por el agente blanco Dereck Chauvin.

Obama consideró en un comunicado que el hecho de que esta muerte haya sucedido cuando Mineápolis está albergando el juicio de Chauvin indica "no solo lo importante que es llevar a cabo una investigación completa y transparente, sino también cuán grave" se necesita "reinventar las prácticas policiales y la seguridad pública en este país".

"Michelle y yo lloramos junto a la familia Wright por su pérdida. Nos identificamos con el dolor que sienten las madres, los padres y los niños negros después de otra tragedia sin sentido", agregó el ex mandatario demócrata.

El domingo, durante un control de tráfico en Brooklyn Center, una agente blanca disparó de forma supuestamente "accidental" a Wright, de 20 años, según la versión de la Policía local.

Según el departamento policial, la agente de policía quería usar una pistola eléctrica conocida como táser para inmovilizar a Wright, pero se confundió y disparó con su arma de fuego contra el joven afroamericano.

Sobre el motivo de la parada de tráfico, explicó que el vehículo fue interceptado porque no tenía algunos papeles en regla, tras lo que pidieron la identificación a Wright y entonces se dieron cuenta de que tenía una orden de arresto pendiente por no haber comparecido ante la Justicia por los delitos de posesión ilegal de un arma y resistencia a la autoridad.

Entonces, al tratar de detenerle, él se resistió, intentó entrar de nuevo en su vehículo y la policía le disparó.

El incidente sucedió cuando los nervios están a flor de piel en Minneapolis, que espera con ansiedad el resultado del juicio contra Chauvin, uno de los cuatro policías acusados del asesinato de Floyd el año pasado, que desató una ola de protestas raciales en todo el país.

OMZI