EU ve “un acto de guerra” en ataque a petrolera saudita

Washington señala a Therán. La última opción es ir a la guerra: Trump; “son calumnias”, revira presidente de Irán.
Donald Trump. (Reuters)

Agencias

Mike Pompeo, secretario de Estado del gobierno de Donald Trump, acusó a Irán de cometer un “acto de guerra” tras el ataque contra las refinerías de la empresa petrolera estatal saudita.

Enviado a Arabia Saudita para “coordinar los esfuerzos para enfrentar la agresión iraní en la región”, Pompeo reiteró que Teherán es responsable de los ataques del sábado, que fueron reivindicados por rebeldes hutíes de Yemen.

En la ciudad de Yeda (oeste), Pompeo se entrevistó con el el príncipe heredero del reino saudita, Mohammed bin Salmán.

Ambos líderes convinieron en “la necesidad de que la comunidad internacional se una para contrarrestar la continua amenaza del régimen iraní y acordaron que el régimen iraní debe rendir cuentas por su comportamiento agresivo, temerario y amenazador”.

Pompeo acusa a los hutíes de mentir al reclamar la autoría del ataque, al tiempo que resaltó que los rebeldes “están completamente bajo la bota de los iraníes”.

“Este es un ataque a una escala que no habíamos visto antes”, manifestó el jefe diplomático de Estados Unidos, antes de recalcar que la reclamación de autoría de los hutíes “no cambia las huellas del ayatolá como responsable de poner en riesgo el suministro energético global”.

“Hemos sido bendecidos por el hecho de que no hayan muerto estadunidenses en este ataque, pero siempre que hay un acto de guerra de esta naturaleza existe el riesgo de que eso pase”, lamentó Pompeo.

Las autoridades iraníes han negado cualquier implicación en los ataques y han denunciado “una red de mentiras tejida” por Washington.

“Quieren imponer la máxima (...) presión sobre Irán mediante calumnias”, dijo el presidente iraní, Hasan Rouhani. “No queremos conflictos en la región (...) ¿Quién empezó el conflicto?”, agregó, culpando a EU y sus aliados en el golfo Pérsico de la guerra en Yemen.

Una de las instalaciones atacadas se encuentra en Abqaiq, cerca de Damman, en la Provincia Oriental, mientras que la otra se encuentra en el yacimiento petrolero de Hijrat Jurais.

Los insurgentes –que cuentan con el apoyo de Teherán en el contexto del conflicto en Yemen que estalló en 2015– advirtieron el lunes que las instalaciones petroleras sauditas siguen siendo un objetivo, que pueden ser atacado “en cualquier momento”.

“MUCHAS OPCIONES”

El presidente Trump dijo ayer que “hay muchas opciones” antes de una guerra con Irán después de que Arabia Saudita mostró restos de drones y misiles que, argumentó, fueron usados en el ataque a su infraestructura petrolera.

“Hay muchas opciones. Existe la última opción y hay opciones que son mucho menos que eso. Ya veremos”, sentenció Trump a periodistas en Los Ángeles. “Estoy diciendo que la última opción significa ir a la guerra”.

El mandatario republicano, que más temprano anunció que ordenó un importante aumento de las sanciones económicas y comerciales contra Irán, dijo que las medidas serán dadas a conocer a más tardar este viernes.

Y ADEMÁS

SUSTITUYE A ASESOR DE SEGURIDAD

Donald Trump nominó a Robert O’Brien como su elegido para reemplazar a John Bolton en el cargo de asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca.

O’Brien, actualmente enviado presidencial para asuntos de rehenes del Departamento de Estado, tiene una larga historia en política exterior. “¡He trabajado largo y duro con Robert. Hará un gran trabajo!”, tuiteó Trump.

NETANYAHU CELEBRA NUEVAS SANCIONES

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, celebró el anunció de Donald Trump sobre un “incremento sustancial” de las sanciones contra Irán. “La agresión de Irán ha aumentado últimamente, incluso en el golfo, y este es exactamente el momento de aumentar la presión y las sanciones”, expresó el premier israelí en su cuenta de Twitter.


NOTAS MÁS VISTAS